A correr que se viene la Geotormenta

Geo-tormenta (2017)

Título original: Geostorm

Dirección: Dean Devlin

Historia y guión: Dean Devlin y Paul Guyot

Duración: 109 minutos

Género: Acción, Sci-Fi, Thriller

Haciendo honor a su nombre, encontraremos una catástrofe audiovisual como pocas. Ahora “2012” no se ve tan mal, ¿no?

El argumento:

En el año 2019 una serie de desastres naturales simultáneos llevaron a la humanidad a crear una poderosa red de satélites capaces de controlar el clima en cualquier parte del mundo. El proyecto fue comandado por Jake Lawson (Gerard Butler), un talentoso científico que, por su rebeldía ante la burocracia política, es despedido de su cargo y en su lugar, como supervisor, nombran a su hermano Max (Jim Sturgess). Tres años más tarde, los satélites comienzan a fallar y el mundo vuelve a peligrar ante una inminente y devastadora geo-tormenta, todo bajo sospechas de conspiraciones y sabotajes terroristas. El presidente de E.E.U.U. pide solucionar el problema y Jake vuelve a tomar el mando para intentar descubrir quién está detrás de las fallas y salvar el planeta antes de que sea tarde.


Qué encontrarán en el cine:

Teniendo en cuenta el estilo del filme, cabe destacar el trabajo en efectos visuales como único factor positivo (aun así no recomiendo verla en 3D).
El debut de Devlin en la dirección aporta poco: una buena escena de persecución bajo rayos mortales y algunos planos correctos en el espacio, y no mucho más.
Las actuaciones logran que el barco no se hunda por completo. Sturgess parece un adicto al crack a punto de llorar; Andy García es el presidente latino de E.E.U.U. con una seriedad de piedra; Ed Harris totalmente desperdiciado; Abbie Cornish es de lo más prolijo con un papel sobrio que hace funcionar la química con Sturgess. Lo mejor es para Butler que, aunque no le dispare a nadie, demuestra su capacidad y versatilidad.
El caos se presenta en el guion: diálogos técnicos en tono gracioso y cancheros, un show sin fin de frases trilladas, clichés tras clichés de acción (lo cual es lógico en estas películas, pero aquí están pobremente implementados), y personajes estereotipados con un gran vacío argumental (al punto de perder rápido el interés sin empatía alguna).
La trama, de simpática y atractiva premisa, se demora constantemente en mostrar su despliegue de fenómenos climatológicos asesinos (lo que el espectador fue a ver), por charlas burocráticas sin sentido. Por si fuera poco, hay un intención de querer agregarle matices de conspiraciones, terrorismo, nacionalismo yanqui extremo y prejuicios al presidente por ser de origen mexicano. Un pastiche que entorpece al relato más simple.
Una película que sólo tenía un propósito, entretener, y no lo cumplió. Ingresa fuerte al podio de lo peor del año, los Razzies van a estar peleados.


Qué aprendí con esta película:

  • Qué bueno que el Jeque y el Diego están bien.
  • This is un emboleee!!!
  • Qué buenos trajes indestructibles que hace la NASA.
  • La puntería está sobrevalorada.
  • Hay un ponja y se llama Cheng Long ¿es en serio?
  • Me emocionó el cortometraje del perrito perdido.
  • Ah, cierto que el protagonista tenía una hija.

Datos curiosos:

  • Varias personas del elenco (incluidos extras), marcaron que Butler olvidaba constantemente sus líneas.
  • Algunas escenas fueron filmadas en las instalaciones de la NASA en Nueva Orleans.
  • Primer largometraje de Dean Devlin, quien colaboró como productor en películas como Día de la Independencia (Independence Day, 1996) y su secuela en 2016, Godzilla (1998) y Stargate: la puerta del tiempo (Stargate, 1994).
  • La idea del filme está influenciada por la película Das Arche Noah Prinzip de 1984 dirigida y escrita por Roland Emmerich.
  • En el sitio oficial geostorm.movie podrán ingresar la dirección que quieran y a través filtros y del Google Street View podrán ver cómo sería una catástrofe en su casa. También hay desarrollado un videojuego para celulares.

por Gabriel Farisello

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *