Aterrados: debajo de mi cama

Confirmando que estamos frente a un excelente año para el terror nacional, se estrena Aterrados, la nueva película de Demián Rugna que tuvo su paso previo por Blood Window Pinamar este año, y las últimas ediciones del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata y el Buenos Aires Rojo Sangre 2017.

Luego de tres películas en las que Rugna demostró poseer una gran habilidad para manejar el cine de género junto a una veta de humor negro muy potente, en Aterrados nos encontramos con una obra seca, dura, dispuesta a aterrar – como indica perfectamente su título- hasta al más amoldado de los espectadores.

Sin necesidad de recurrir a tonos neutros, ni a un estilo que imite a Hollywood, Aterrados maneja por igual perfectos y naturalizados argentinismos sin necesidad de caer en lo exagerado, con un acabado final impactante, universal, y atemorizante.

La historia sigue al Comisario Funes (Maxi Ghione) que debe liderar una investigación policial que derivará en paranormal.

Acompañado del forense Jano (Norberto Gonzalo), y de un equipo de investigadores de lo sobrenatural en diferentes áreas (Elvira Oneto y George Lewis), Funes se adentra en un barrio donde diferentes hechos inexplicables han ocurrido, y que lo tocan de cerca.Si bien pareciera que tarda en desarrollar su nudo principal, en realidad Aterrados se divide en dos tramos igual de intensos. Al principio, y sin respiro, veremos a los habitantes de ese barrio de suburbano siendo atacados por seres espectrales, manejados por fuerzas invisibles, desaparecer de la nada, y hasta regresar de la muerte. Luego, llegará el turno de la investigación mentada en la que aún menos habrá momentos para relajarse.

Esa fragmentación hace recordar a la primera La noche del demonio (Insidious,2010), pero allí donde James Wan y Leigh Whannell se inclinaban por una torpe parodia, Rugna apuesta con maestría al terror constante, logrando sobresaltos que sólo van en un crescendo constante.

Funes y Jano son personajes de una argentinidad palpable con los que no costará empatizar, y Elvira Oneto se gana nuestros corazones gritando desde la platea Lin Shaye hazte a un lado. Lo mismo podemos decir de las víctimas del barrio en los que realmente se sentirá su pavor. Tanto desde la creación de los personajes, como desde la interpretación, se nota una gran labor detrás.

Con una factura técnica impecable, y un ritmo que no decae nunca pero no aturde, Aterrados es una gran entrega de horror clásico paranormal; probablemente el film de terror argentino definitivo.POR QUÉ HAY QUE VERLA

  • Entrega todo lo que esperamos de una película de terror, con sobresaltos y una tensión que nos mantenga aferrados a la butaca.
  • Presenta un puñado de personajes tan queribles como identificables.
  • Es una apuesta clásica con resultados técnicos muy sólidos.

 

POR QUÉ NO HAY QUE VERLA

  • Quiero poder volver a dormir sin mirar qué hay debajo de la cama.

 

FICHA TÉCNICA

Título: Aterrados

Año: 2017

Duración: 88 Minutos

Dirección: Demián Rugna

Intérpretes: Maxi Ghione, Norberto Gonzalo, Elvira Onetto, Demián Salomón, Agustín Rittano, George Lewis, Julieta Vallina, Natalia Señorales, Matías Rascovschi, Lorenzo Langer

 

por Fernando Sandro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *