COCA PARA TODES. DESPEDIMOS AL MITO ERÓTICO DEL CINE ARGENTINO MAS IMPORTANTE DE TODOS LOS TIEMPOS

iiiCOCA PARA TODES!!! DESPEDIMOS AL MITO EROTICO DEL CINE ARGENTINO MAS IMPORTANTE DE TODOS LOS TIEMPOS
Por Diego M. Bravo
El martes 25 de junio falleció, a los 83 años, Hilda Isabel Gorrindo, más conocida como la mítica Isabel Sarli. Nacida un Conocida por sus apodos como la Higiénica (por que se bañaba en todas sus películas), pero más por el apodo que le puso su adorada madre: Coca.
De jovencita, se vinieron de su natal Concordia, Entre Ríos, con su mama María Elena Sarli, y mientras cursaban una vida austera por la falta paterna, y se desempeñaba como modelo y se gana la vida de esa forma hasta que se anota para concursar como Miss Argentina y gana el concurso y llegando a participar en 1955, en Long Beach, quedando entre las quince finalistas.
Gracias a esto su fama se acrecienta y se conoce con el director y famosísimo actor de la época, Armando Bo, quien buscaba una joven para coprotagonizar su tercer film como director: El Trueno Entre las Hojas, con guion comprometido del gran Augusto Roa Bastos, basado en su propio libro.
Haciendo el personaje de Flavia Forkel, empieza a surgir una atracción irresistible entre los protagonistas, que a su vez deriva en el primer gran desnudo total de una actriz en el cine argentino (superando a la tímida adolescente de Olga Zubarry en el Angel Desnudo, 1946 de Carlos Hugo Christensen).
Y a partir de ahí comienza la leyenda del tándem Isabel-Armando, tanto artística como afectiva. La combinación de la belleza sensual y voluptuosa de una ingenua (pura actuación) morochaza argentina, combinada con el particular estilo de Bo para actuar, escribir, producir y dirigir, logran ser la pareja más exitosa del cine argentino a nivel mundial. Superando en fama y éxito de taquilla a Tinayre-Legrand, De La Torre-Borges o Amadori-Moreno, por nombrar algunos casos emblemáticos.
Reverenciados por críticos de la talla del yanqui Roger Eberts, John Waters (a quien su discípulo local Jorge Polaco, tuvo el honor de dirigirla en su último protagónico de la noventera y kitsch La Dama Regresa, 1996), entre muchos otros, demuestran la importancia de la filmografía de esta icónica pareja.


Desde los todavía tímidos alegatos testimoniales como El Trueno, Sabaleros (1958) e India (1959) a la respuesta latina a Roger Vadim y Brigitte Bardot, con …Y el Demonio Creo a los Hombres (1960) en la cuales ya empieza a subir el tono y se manifiesta ya en su esplendor de mito erótico con La Tentación Desnuda (1966), Carne (1968), Fuego (1968), Fiebre (1970), Furia Infernal (1972).
Aparte de Bo y Polaco, filmo el drama Setenta Veces Siete (1962) con dirección de Leopoldo Torre Nilsson y guion de Beatriz Guido y La Diosa Virgen (1975) de Dirk De Villiers, producción sudafricana, distribuida también por Columbia, que se encargaba a nivel mundial de la difusión de todos los filmes del tándem Sarli-Bo.
Siendo su último film: Mis Días con Gloria (2009) de Juan José Jusid, con Luis Luque, Nicolás Repetto y el debut de su hija Isabelita Sarli.
Como último punto, vale destacar la dura lucha contra la censura que ambos tuvieron que sufrir, ya que casi toda su filmografía se realizó durante la mayoría de gobiernos militares en Argentina y siempre sufrieron la persecución del extinto Ente de Calificación Cinematográfica (para los que entiendan bien que significaba eso, lo pueden ver como eje de las tramas de filmes tan dispares, como El Poder de la Censura [1983] de Emilio Vieyra y El Censor [1995] de Eduardo Calcagno), a cargo de Miguel Paulino Tato y otros retrógrados.
Razón por la cual, no pudieron ser profetas en su tierra, en su momento de mayor auge a nivel mundial, pero ahora han sido reconocidos por su aporte al cine argentino de todos los tiempos, que perduraran por siempre en nuestras retinas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *