Crónica de la 9º edición de los Premios Hugo

Las luces blancas y celestes cubrían todas las paredes externas. Así recibía el Centro Cultural Kirchner a las personas que se dirigían hacia su puerta, con la bandera argentina encendida al aire libre. Mucha gente, más de la esperada, se empezó a acumular para llegar hacia el punto de encuentro en donde se reunirían las celebridades y los medios: la alfombra roja.

PH: Aldana Del Giudice

La invitación anunciaba que el evento sería en el segundo piso, pero el CCK siempre incluye un recorrido turístico junto con cada visita. Entre esculturas y escaleras el camino se tornó confuso. Eso es lo que suele pasar cuando se va de visita a uno de los lugares culturales más importantes que tiene América Latina.

Una multitud se encargó de comunicar el destino correcto. Toda la ola estaba compuesta por vestidos y trajes que, sin importarles nada de lo que había a su alrededor, levantaban celulares en el aire con el fin de capturar algún recuerdo. Por otro lado, al fondo del pasillo, se leía “Premios Hugo al teatro musical” en un banner y se veía a la prensa esperando para conseguir una entrevista.

PH: Aldana Del Giudice

Mientras tanto en la alfombra roja, las estrellas de la comedia musical saludaban a los lentes que las enfocaban y posaban para salir bien en las fotografías. Así fueron pasando: Valeria Lynch, Sabrina Garciarena y Cae. Todos con la compañía de su respectivo elenco. Para la sorpresa de los fanáticos, no todas las celebridades decidieron hacer lo mismo. Juan Rodó, Julieta Nair Calvo y Patricia Sosa fueron algunos de los que quisieron juntarse con la gente y prefirieron tener un contacto menos mediático.

Después de una hora y media llena de charlas y muchas personas amontonadas, se anunció el pase al hall en donde se realizaría la entrega de premios. El momento fue patrocinado por entradas cortadas, artistas llegando tarde y mucho nerviosismo por parte de los nominados. Desde la platea se podían ver distintos estilos, la mayoría con mucho predominio de rojo, blanco y algunos brillos.

PH: Aldana Del Giudice

Las voces de Carla Peterson y Diego Reinhold dieron el pie al inicio de la ceremonia y los aplausos hicieron cantar a toda la sala. La esencia del teatro surgió rápidamente y comenzó a tocar un soundtrack muy particular. Una banda de sonido con la participación especial de sobres, equivocaciones, gente agradeciendo y cuadros musicales. Una energía que sólo puede comandar la comedia musical.

por Aldana Del Giudice

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *