De Salta con amor: Badur Hogar

Juan (Javier Flores) está en una posición incómoda: es el único heredero de Badur Hogar, una local de venta de electrodomésticos hoy cerrado, pero que supo tener su pasado de gloria. Aún así, con una fortuna potencial, se gana la vida a regañadientes como limpiapiletas: es vago y constituye el típico perfil de un perdedor. No termina nunca de pertenecer a ningún lado: está en constante oscilación entre dos mundos. Todo parece estabilizarse cuando conoce a Luciana (Bárbara Lombardo), y empiezan una relación intensa y divertida, que incluye actividades como inventarse un pasado en común frente a una exitosa pareja conocida de Juan.

Badur Hogar es una película fresca sin grandes pretensiones más que contar una historia pequeña, anecdótica, pero lo suficientemente universal como para que uno pueda identificarse. Si bien transcurre en la ciudad de Salta, con una fuerte nivel de localismo, podría suceder en cualquier parte del mundo. Los vínculos de Juan con sus amigos, su familia y su entorno en general están construidos de manera tal que se van enredando y complejizando, pero nunca llegan a un punto de tensión máxima a punto de estallar. Lo mismo con el humor: si bien se suceden una serie de situaciones graciosas, en ningún momento se propone arrancar una carcajada. Este balance es un punto muy difícil de lograr: las comedias que no lo consiguen terminan siendo un embole. Badur Hogar, medida, casi diría precavida, alcanza una muy buena dosificación de humor, momentos emotivos e incluso espacios para la reflexión.

Mención aparte a la reconstrucción del interior del enorme local de Badur. Se supone que entre los ´80 y los ´90 el local cerró, pero los electrodomésticos y muebles aún permanecen ahí. En efecto, tanto la elección de los objetos como su disposición recrea el ambiente con la misma premisa que enarbola la película en general: es un local en particular, pero podría ser cualquier local que hayamos transitado hace unos veinte años.

En la presentación el director Rodrigo Moscoso, a quien quizás recuerden de Modelo 73 (BAFICI 2001), indicó que la película ya tiene estreno programado en salas comerciales. En una época llena de tanques yanquis llenos de CGI siempre es bueno volver a lo nuestro, aunque sea por un rato.

Por Ayi Turzi

http://www.ayiturzi.com

 

Para saber más de cine, series y cultura pop busca la CFyB en todos los puestos de diarios y comiquerias del país. Y si no la encontrás y querés tenerla chequea esta nota con toda la data para suscribirte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *