Demian Rugna: un director aterrado

La filmografía detrás del realizador que desde su primera película apostó al terror argentino y hoy gana proyección internacional.

“Es difícil jugar con el filo de la navaja del terror. Si hacés algo mal, termina siendo bizarro. En otros géneros no se nota tanto”, me decía Demian Rugna en la primera entrevista que le hice en noviembre de 2011. Estaba iniciando mi investigación sobre cine de terror argentino, que luego se convertiría en mi tesis de Maestría y en mi primer libro.

El debut de Rugna como director fue una de las primeras películas de género nacional que vi. Compré el DVD de The last Gateway y no podía creer lo que veían mis ojos. El argumento es muy simple pero tiene originalidad y punch: un demonólogo abre – por error- una puerta del infierno en el estómago de Michaeal. Debe huir junto a su pareja de los monstruos que salen de su cuerpo y, a la vez, de aquellos que intentan obtener el portal. La idea surgió de un corto que había hecho Demian en la Universidad y fue financiado con 50.000 dólares para ser filmado en inglés. Este punto fue algo que siempre lamentó Demian: “fue contraproducente porque no todos hablaban un perfecto inglés. Y muchos me dijeron que si hubiera estado filmada en español, la película hubiera tenido otro vuelo”.Pero si nos remontamos al real inicio de la fascinación de Demian por el terror, lo vemos mirando Martes 13, comprando témpera roja y haciendo sangre para jugar con sus juguetes. “Mis películas son malditas, retorcidas y sangrientas”. Maldita sería también -desde el título- su segunda película como director, filmada a dos manos con Fabián Forte. Malditos sean! incluye tres historias con un personaje en común: el curandero Ulises, un personaje oscuro que guía a los personajes hacia sus destinos en 1979, 1989 y 1999. Un grupo de tareas de la dictadura, un sicario y un aquelarre de brujas se verán envueltos en rituales de locura y muerte. Con una atmósfera asfixiante y una performance irregular en los tres episodios, nunca he podido ver de manera inocente a los enanos de jardín desde ese momento.  Filmada de manera independiente y con un largo recorrido en festivales internacionales, tuvo un estreno comercial muy limitado en 2013.Camino a Aterrados, Demian apuesta por una comedia negra y absurda  sobre las mafias del conurbano. Sin perder los tintes fantásticos, la película respira fierros, autos, barrio, decadencia y absurdo con sus dos antihéroes: Juan y Romano. Con paso por festivales en 2016, la película no tuvo estreno comercial aunque se rumorea que este año saldrá a la luz.

Finalmente llegamos a la cuarta película de Demian. La que suena desde hace meses como LA bomba de terror argentina. La que ha tenido excelentes críticas desde su paso por festivales. La que ganó innumerables premios y ya tiene estreno confirmado en México. La que huele a remake estadounidense y ya palpita una segunda parte. La que genera fanatismo en las redes y (esperemos) muchos tickets en la taquilla. Cuando vi por primera vez Aterrados fue en una proyección del Festival de Mar del Plata. Demian anticipó: “ojalá la pasen mal”. Y sí: la pasé muy mal. Al día de hoy puedo decir que es la única producción de terror argentino que me hizo aferrar la butaca, cerrar los ojos y rogar que termine.Y como una suerte de elegía, Demian condensa en Aterrados todos sus demonios para mostrarnos la maduración de dos décadas de cine de terror argentino. Con su universo particular, vuelve al conurbano, saca espíritus debajo de la cama, niños malditos que salen de sus tumbas, amas de casa que golpean los mosaicos de un baño, sin dejar atrás el humor negro como su impronta personal. Ojalá este sea el puntapié inicial de esa época gloriosa que se palpitaba hace tiempo y que ahora está frente a nuestros ojos y en tu sala de cine más próxima.

LA YAPA

Las primeras dos de las películas de Demian Rugna pueden verse en Youtube, completas y subidas por su mismo director:

Malditos Sean!

The Last Gateway

Y también pueden ver el corto que inspiró a Aterrados:

 

por Carina Rodriguez

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *