En busca del muñeco perdido: Ser segundo es importante

Luego de recorrer varios festivales y algún circuito alternativo, finalmente la ópera prima de Facundo Baigorri y Hernán Biasotti, En busca del muñeco perdido (Argentina, 2016) llega a las salas comerciales para presentar una de las propuestas más disparatadas de los últimos tiempos.

 

¿Qué tienen en común el Mono Burgos, los supermercados chinos, El señor de los anillos, Daniel el travieso o Cebollitas? Todos son fuente de inspiración para una de las mejores comedias estreno de este año.
En busca del muñeco perdido es una coming of age en clave de parodia que toma como homenaje los típicos films de grupos de amigos viviendo una aventura, trasladándolo al color local.
Si bien las edades son diferentes, lo primero que vendrá a nuestras mentes es el clásico Los Goonies (The Goonies, 1984). Esos tramos en bicicleta, ese barrio, y ese sentido de permanencia, todo está en la ópera prima de Facundo Baigorri y Hernán Biasotti.
Pero los homenajes no se limitan ahí. No solo desde el título podemos adivinar un aire a Los Cazadores de Arca Perdida (Raiders of Lost Ark, 1981), hay referencias a la cultura gamer, pop, televisiva, a los mitos populares, y al propio sentido de permanencia barrial. Todo en clave de comedia absurda, y siempre perfectamente insertado dentro de la estructura del guion.Seis amigos adolescentes que cargan con el estigma de haber sido siempre suplentes en la liga de futbol juvenil y nunca haber jugado un partido, se preparan esta noche del 31 de diciembre para quemar el tradicional muñeco gigante de fin de año en La Plata. Pero algo pasa, alguien les robó el muñeco.
Lo que sigue es una travesía dentro del mismo día, a través de diferentes grupos o pandillas, para saber cuál de todas se hizo con el muñeco de Los suplentes.
El timing para la comedia es perfecto, caricaturesco, con diálogos chispeantes y mucho humor físico. El ritmo nunca se detiene y logra mantenerse siempre en un nivel altísimo en sus 90 minutos.
Estilo Clase B del bueno, que no subestima al público y lo hace parte del humor. Chistes como para llorar de risa. Y acores con un química perfecta. En busca del muñeco perdido es una gran propuesta local en la cartelera.

POR QUÉ HAY QUE VERLA

  • El humor es inteligentísimo. Muy original, y nunca se detiene.
  • Tiene más referencias a la cultura popular que Ready Player One, y mejor insertadas en función del guion.
  • Es un hermoso coming of age como se debía el cine argentino.

POR QUE NO HAY QUE VERLA

  • Si no te gusta el humor paródico.
  • Si viviste dentro de un tupper los últimos 30 años.
  • Si te molesta la incorrección política.

FICHA

Título: En busca del muñeco perdido

Año: 2016

Duración: 90 minutos

Dirección: Facundo Baigorri y Hernán Biasotti

Intérpretes: Facundo Baigorri, José Saralegui, Juan Martín Cabana, Pedro Saieg, Mateo Rodríguez Rámos, Ignacio Saralegui

por Fernando Sandro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *