Estrenó «¡Mamá!», y no tiene nada que ver con Ricardo Fort

¡Madre! (2017)

Título original: Mother!

Dirección: Darren Aronofsky

Historia y guión: Darren Aronofsky

Duración: 121 minutos.

Género: Drama, Horror, Misterio

El controversial Darren Aronofsky nos lleva a una casa donde los sucesos extraños están a la orden del día. Metáforas extremistas y un desenlace polémico son los condimentos fuertes de un filme para debates largos.

El argumento:

Jennifer Lawrence y su marido, el escritor interpretado por Javier Bardem, viven en la tranquilidad del bosque en su inmenso hogar. Ella se ocupa de las refacciones para restaurarlo y él trata de encontrar la inspiración para su próximo libro. Una noche, un hombre (Ed Harris) toca a su puerta y Bardem amablemente lo invita a hospedarse con ellos; al día siguiente aparece la esposa de dicho sujeto (Michelle Pfeiffer), quien también ingresa en la convivencia, a pesar del descontento de Lawrence. De allí en más todo comienza a enrarecerse: Lawrence nota que posee una extraña conexión con la casa y los inquilinos y el propio Bardem empiezan a tener un accionar impredecible, lo que lleva la vida de ensueño hacia una terrible pesadilla.


Qué encontrarán en el cine:

Una Jennifer Lawrence que se lleva todas las miradas en una performance tremenda, bien acompañada de un Bardem correcto y unas actuaciones secundarias con un notable aporte de Harris y Pfeiffer.
Los efectos visuales (maquillaje y digitales) en general son prolijos y cuidados, y mantienen la seriedad del relato.
Una dirección que elige contarnos acertadamente el filme de manera íntegra con cámara en mano, dándole el ritmo justo a la acción y generando tensión en el espectador con varios planos secuencia muy logrados.
Un guion interesante, que va de lo simple a lo complejo (tal vez demasiado para el propio relato), rodeado de analogías y metáforas, dejando en el espectador infinitas sensaciones.
Una película para analizar varias veces e intentar descifrar su mensaje. ¿Obra maestra o delirio aberrante? Posiblemente la película de mayor debate del año.

 

Qué aprendí con esta película:

  • Post película hacerse un chequeo para corroborar la no ingesta de drogas duras.
  • Lawrence adquirió más poderes mutantes.
  • ¡Dame las drogas, Lisa!
  • No invites a extraños a dormir a tu casa, son un parásito.

 

Datos curiosos:

  • Darren Aronofsky es reconocido por sus películas Réquiem para un sueño (Requiem for a Dream, 2000), El luchador (The Wrestler, 2008) y El cisne negro (Black Swan, 2010).
  • La película está inspirada en El bebé de Rosemary (Rosemary’s Baby, 1968), El Ángel Exterminador (1962) de Luis Buñuel, y también en la película independiente Collective Unconscious (2004).
  • Lawrence se metió tanto en el papel que durante las escenas del clímax empezó a hiperventilar e incluso se lastimó una costilla.
  • La película fue filmada en fílmico de 16mm, siendo esta la cuarta vez que Aronofsky utiliza este formato.
  • Los personajes no poseen nombres debido la metáfora que el director quería plasmar.

por Gabriel Farisello

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *