Faerie Fantasy 2017: la magia y la fantasía de un evento único

En nuestro país hay muchos eventos relacionados al cine, las series, el animé, los cómics, y todas esas cosas ñoñas que tanto nos gustan, pero muy pocos destacan realmente sobre el resto. La Faerie Fantasy es uno de ellos.

¿Qué es la Faerie Fantasy? Bueno, dejemos que sus creadores nos lo cuenten. «Este evento surge en el año 2010 con la intención de devolver la fantasía que nos acompañó en nuestra niñez. Descubrir que, aun siendo adultos, no hemos olvidado ese espíritu mágico que nos invadió en la infancia. Generar un espacio en donde Fantasía, la Tierra Media, el País de las Maravillas, Narnia, Storybrooke y el Mundo Mágico pudiesen convivir en el mismo lugar. Es así como confluyen en nuestro evento diferentes disciplinas artísticas como literatura, ilustración, escultura, cine, maquillaje, fotografía o cosplay, y actividades y gustos muy diversos. Porque la Fantasía es infinita y también lo es Faerie Fantasy.»

Durante siete años consecutivos, el evento fue creciendo a grandes pasos, presentando invitados nacionales e internacionales de la talla de Ciruelo, Fernando Molinari, Tiffany Calligaris, Leo Batic, y Liliana Bodoc, además de diversos fans clubs, artistas, músicos, ilustradores, y medios independientes. Este año tuvo una coronación de lujo con la presencia de Noah Hathaway, quien fuese Atreyu en una de las películas de fantasía más queridas por todos, La historia sin fin (Neverending Story, 1984). Además, quienes siguen a Harry Potter desde su primera novela, pudieron encontrar a Dolores Avendaño, la ilustradora de las tapas de Latinoamérica de la saga completa del mago.

Como no podía ser de otra manera, estuvimos presentes con el stand de Cine Fantástico y Bizarro y tuvimos la oportunidad de entrevistar a varios de los protagonistas de este hermoso fin de semana del sábado 2 y domingo 3 de septiembre.

La primera persona con la que pudimos charlar fue Daniel Simons, el argentino creador del videojuego indie Bildo, un juego de plataformas y puzzles 2D, donde el jugador encarna al Bildo del título, un peculiar chico que al ver la deprimente realidad de su mundo es contactado por el espíritu de la guardiana y decide intentar reunir todos los colores para devolver la luz de la vida y derrotar a la sombra que amenaza una vez más con gobernar un mundo oscuro y triste. Se trata de un juego con un íntimo contacto con los sentimientos, creación de un joven de la villa 1-11-14 que, luego de la muerte de su madre, encontró en los videojuegos una forma de evadirse de la realidad, pero a la vez enfrentarla y seguir adelante a pesar de todo, peleándola desde abajo.

Obviamente, no podíamos dejar pasar la chance de entrevistar a Noah Hathaway, quien ya alejado de la actuación y dedicado a su nueva faceta de tatuador, nos contó un poco de su papel en La historia sin fin, su vida de niño y de adulto, y sus pasiones.

En las charlas que dio Noah ambos días estuvo presente Esteban Prol como moderador, a quien seguramente todos conozcan de programas de TV como El agujerito sin fin (1991) y Cablín (1995-2000) y novelas como Montaña Rusa (1994) y Floricienta (2004-2005), o de las dos temporadas de la comedia Todos contra Juan, donde se interpreta a sí mismo. Los que seguimos el cine independiente nacional, más que anda el de género, también lo tenemos de la gran comedia Nacido para morir (2014), de Andrés Borghiy de Filmatrón (2007).

Pero ningún evento puede salir bien si no hay gente hermosa y genial detrás. Por un lado tenemos a la gente de Etifín, las hermanas Luz y Flavia Sobradello, quienes en la entrega pasada estuvieron a cargo de diseñar los muñecos gigantes y el vestuario utilizado en la película Laberinto (Labyrinth, 1986) y que este año se despacharon con un hermoso Falcor de La historia sin fin, al que los visitantes se podían subir para sacarse fotos. Por otro lado, tenemos a la principal responsable del evento, Marillin Della Rosa, quien nos contó sobre el origen de la Faerie (forma amistosa de referirse al evento) y su actualidad.

Amamos este evento, amamos la fantasía, y no tememos decirlo. Porque, como dijo Michael Ende en La historia interminable, la fantasía no es una forma de evadirse de la realidad, sino un modo más agradable de acercarse a ella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *