Figuras locales con una vida tan apasionante como Luis Miguel

Sí. Muchos de nosotros estamos fascinados con la serie de Luis Miguel de Netflix que emitió su último capítulo el pasado domingo 15 de julio. Aquellos que desconocían la vida personal del cantante, siempre muy reservado, quedaron fascinados por la tiranía de Luis Rey como figura antagónica y sobre todo con la intriga sobre la desaparición de su madre Marcela Basteri, de quien no se sabe nada desde 1986.
Sobre si ver o no la serie, es una decisión personal. Ayi Turzi se volvió fan pero, como sabe que hay gente que no la vio ni la quiere ver, se negó a hacer una reseña y trajo una propuesta diferente: cinco personalidades locales con historias personales tan impactantes como el sol de México.

 

Pablo Lescano

Hijo de un repartidor de gaseosas, su hermano menor murió a los 17 años. A los 12 años se compró un teclado en cuotas y en la secundaria formó su primer grupo de cumbia junto a Miguel D´Annibale, quien luego fuera cantante de Amar Azul. Estuvo detrás de bandas míticas como Amar y Yo, Flor de Piedra y Damas Gratis, de la cual termina siendo vocalista tras varios cambios de formación.  Estuvo postrado varios meses tras un accidente de autos. Se lleva de pelos con las redes sociales y no duda en salir con los tapones de punta cada vez que así lo considera: Lali Esposito, Agapornis e incluso denuncias por discriminación al Luna Park. ¡Si hasta subió a su twitter una foto tomada desde un avión en el contexto del mundial de Brasil…disfrazado como un terrorista! Polema nao tem fin.

 

Horacio Quiroga

Si bien es uruguayo, el cuentista se radicó en Argentina y fue una de las figuras literarias más influyentes de cambio de siglo pasado. Fundó una revista en su ciudad natal, viajó a Europa donde conoció a Ruben Darío. Pasó por Buenos Aires y luego se radicó en Misiones donde fue juez de paz. En sus últimos años se le descubrió cáncer gástrico pero esta enfermedad no terminó con su vida, sino que decidió suicidarse con cianuro. Su padre murió en un accidente de caza, su padrastro y su primer esposa se suicidaron, y mató por accidente a un amigo. Sí: esto influyó en su poética.

 

Nicole Neumann

Hija de un instructor de sky y una empresaria, vivió su primer año de vida en Austria, para luego regresar al país con su madre. Su carrera comienza a los cuatro años pero salta a la fama a los doce, de la mano de Pancho Dotto. Se lanzó como cantante y su disco Primer Amor fue destrozado por la crítica. No obstante uno de sus temas fue cortina musical del programa Amigovios y hoy es una rareza inconseguible. A pesar de su aerofobia viajó a Paris a probar suerte y retomó el vinculo con su familia paterna. Inauguró una fundación proteccionista de animales, tuvo su reality show, varios romances (y un matrimonio) de alto perfil mediático, lo mismo que algunos conflictos familiares. Sí, todo eso, y tiene menos de 40 años.

 

Gianni Lunadei

OK, tampoco es argentino, pero su historia de vida es irresistible. Nació en Roma en 1938 y, ante la difícil situación de su familia en la Europa de posguerra, migró a la Argentina. Debutó en teatro a los 16 años y cosechó una larga lista de premios en su carrera, entre ellos el Estrella de Mar y el Konex. Demostró que un buen actor puede rendir tanto para el drama como para la comedia. Interpretó al conde Drácula en una versión televisiva de 1980, fue Gepetto en cine en 1986 y el mítico Dr. Cureta el año siguiente . Vivió con Perla Caron hasta que decidió quitarse la vida, sumido en constantes depresiones.

 

Ricardo Fort

Y si. Heredero de un imperio, con ambiciones de artista, una familia opresora, un largo exilio en Miami, un reality show propio, dos hijos concebidos por inseminación artificial. La vida del comandante es una novela en si misma. No olvidemos sus pasos por el Bailando, sus peleas con otros famosos, el Fort Night Show, la obsesión con su imagen, sus idas y venidas sentimentales. Quizás lo que juega en contra en este caso es que, debido a su alto perfil mediático, se pierde el halo de misterio que pudo construirse en base a Luis Miguel. Aunque en el fondo, no nos importa mucho: necesitamos esta serie.

 

¿Están de acuerdo? ¿Qué otra serie les gustaría ver? ¿Fue esta nota una pérdida de tiempo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *