Final Space viene a llenar nuestros corazones, al menos hasta que vuelva Rick and Morty

Sumándose a la lista de series animadas para adulto que ganan popularidad rápidamente, Final Space combina humor y drama en una historia vertiginosa y muy entretenida para los amantes del sci-fi. Los muy respetables nerds Jess Aran y Juan Lombardi te cuentan por qué deberías darle una oportunidad.

 

¿PERO DE DÓNDE HA SALIDO ESTO?

Final Space nos apareció una noche en las recomendaciones de Netflix (no tenemos idea por qué, si nosotros jamás miramos dibujitos para niños, ¡lo juramos!). Al tener una estética simple y un título no muy original no nos llamó especialmente la atención, pero el trailer se disparó solito y de pronto algo pasó dentro nuestro. Algo inexplicable. A pesar de estar a la mitad de la segunda temporada de Glow y no ver dos series al mismo tiempo normalmente, surgió un deseo, una curiosidad, una necesidad de ver el primer capítulo.

CONOCIENDO A “EL” GARY

Gary es una suerte de astronauta que pasa sus días a bordo de una nave espacial cumpliendo una condena y realizando diversos trabajos. Tras cinco años y absoluta soledad, sin contar a los robots y a las muy simpáticas inteligencias artificiales que le acompañan, Gary está algo… trastornado. Por lo que cuando se encuentra con un tierno y simpático alienígena, que no parece tener intenciones de devorarlo, se pone muy feliz; ya no está solo.

Pero la compañía de este adorable ser, bautizado Mooncake, trae grandes complicaciones. Mooncake es perseguido por una banda de mercenarios que quieren capturarlo y entregarlo al malo más malo de toda la galaxia: Lord Commander, que esta vez no es Jon Snow sino otro alien, muy poderoso, violento y sádico. Una suerte de Snoke de Star Wars. Nuestro héroe, obviamente, no está dispuesto a entregar a su nuevo y único amigo.

UN EQUIPO CONTRA EL MAL

Salvar al universo siempre es más divertido en equipo. Gary comienza solo y está muy lejos de ser un líder carismático, pero en a cada paso irá encontrando nuevos aliados.

Ya presentamos a Mooncake: alegre, valiente y, aparentemente, una de las armas más poderosas conocidas por el hombre (¿mencionamos que es ADORABLE?). A bordo de la nave tenemos a KVN, el insoportable robot responsable de que Gary no se vuelva loco en el espacio. H.U.E. es la IA que comanda la nave, super precisa y algo sarcástica (nos recuerda a Jarvis). Luego se unirá Avocato, un hombre-gato mercenario que intenta rescatar a su hijo, Little Cato, de las garras de Lord Commander. Y finalmente Quinn, una policía espacial de la Infinity Guard, inteligente y capaz, interés amoroso de Gary con quien de hecho comparte un pasado.

AVENTURAS EN EL ESPACIO DISPARANDO LASERS. ¿CUÁL ES LA ESENCIA?

Final Space es “una ópera espacial cómica llena de drama y oscuridad”, según su creador, Olan Rogers. Involucrados íntimamente en la realización del show están Conan O’Brien y David Sacks, que trabajaron en The Simpson, entre muchas otras series.

Es una serie que se mueve muy rápido. No deja tiempo para que las cosas se asienten, va a los golpes, sin tiempo que perder o de reflexionar sobre lo que está pasando. Y esto es especialmente visible con el humor, donde si no están prestando atención los chistes y referencias pasan en un parpadeo.

El humor es algo que va a dictar qué tanto vas a disfrutar la serie. Gary es una mezcla entre Peter Griffin (de Family Guy) y Fry (de Futurama). Bien intencionado, torpe, confiado por demás. Sus comentarios jocosos son constantes, incluso a veces excesivos. Aunque siendo que estuvo 5 años solo, su constante estado de emoción ante lo que sucede quizás es entendible dadas las circunstancias.

El equipo no está compuesto sólo de gente desquiciada, por lo que en el tono y en los diálogos se logra un balance. Por muy exagerado que sea Gary, las relaciones que tiene con lo demás son sinceras, madura, y evolucionan con el correr de los capítulos, siempre puestas bajo presión por el villano, alguien que, aunque no pasamos tanto tiempo con él, es intimidante y parece un oponente invencible. Las relaciones Evolucionan tan rápido como se mueve la serie, pero sin parecer forzado.

Y esto es lo que más nos llamó la atención del show: a pesar de la velocidad con la que presenta y desarrolla a los protagonistas y la trama, cada cosa que sucede nos genera un impacto emocional, porque llegamos a entender lo que los personajes estaban sintiendo y los riesgos parecen reales. Contrastando con todo el humor, la parte dramática es pesada, trágica y hasta verdaderamente triste. El tipo de humor de la serie quizás no sea del gusto de todos, pero la historia y como maneja los tiempos dramáticos hacen que valga la pena mirarla.

ENTONCES, ¿UN DIBUJO ANIMADO CON ALGO DE DRAMA?

Mucha gente supone que “animación para adultos” simplemente significa que tiene chistes sexuales, violencia y lenguaje obsceno. Final Space no se apoya en esos elementos “controversiales” sino en una historia y personajes complejos que respetan a la audiencia. Para ejemplificar cómo se siente podríamos decir que es un hijo de Rick and Morty y Futurama, que no llega a la complejidad ni profundidad que estas tienen, pues su prisa tiene un costo, pero sin duda va por ese camino. Con referencias a ambos shows, pero sin sentirse en ningún momento como una copia, logra tener una personalidad propia. Tiene corazón y ciertamente llega al nuestro.

CONCLUSIÓN

Analizando los componentes, tenemos una serie con un muy buen sountrack, con una animación 2D simple y fluida que incorpora elementos en 3D y efectos especiales que vuelven especialmente espectaculares las escenas en el espacio, mostrando la profundidad y magnitud del escenario.

Una serie con mucho ritmo y definitivamente entretenida, que los amantes del género van a disfrutar sin dudas. Si bien el sentido del humor puede ser un punto en contra para algunos, aún en ese caso los componentes dramáticos y emotivos lo compensan.

La intensidad del final nos deja a la expectativa de una segunda temporada ya confirmada y preguntándonos cómo harán para sostenerlo, pero no podemos esperar a ver como continua la historia. Final Space merece, al menos, tu atención. Chookity ¡Chookity Pok!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *