Flavio Pedota: «Es imposible hablar de Venezuela sin nombrar la política»

En el marco de Blood Window Pinamar no sólo tuvimos la posibilidad de ver Infección, primer largometraje venezolano con temática zombie, sino que también Ayi Turzi pudo entrevistar a su director, Flavio Pedota.

Cine Fantástico y Bizarro: Sobre lo que es arte y utilería que veiamos en pantalla, ¿tenés un estimado de qué porcentaje fue diseñado o comprado especialmente para la película y qué porcentaje prestado o reciclado?

Flavio Pedota: Comprado un 10%, el resto fueron cosas utilizadas para simular otras y todo un trabajo de arte. No gastamos más de 600 dólares. Las locaciones ayudaron muchisimo.

CFyB: Eso, tienen muchísimas locaciones, ¿cómo las fueron consiguiendo?

FP: Todo prestado y en pueblos muy cercanos, como si hoy grabáramos en Pinamar y mañana en Cariló.

CFyB: Bien. Sobre el cine de género en general, ¿cómo ves la potencialidad que tiene para hablar de la situación socioeconómica de un lugar determinado?

FP: Los zombies en su mayoria de casos siempre hablan de eso, de un tema: no son zombies porque sí. Eso es lo maravilloso del género y lo que me gusta tanto, se pueden tratar temas muy profundos que abren la puerta a muchas interpretaciones y teorías, y son películas que la gente se sienta y disfruta pero luego la asocia con otras cosas. Infección es una de esas: una película entretenida que creo que a la gente le puede gustar mucho y que después puede quedarse pensativa sobre si se le está hablando de algo más o simplemente decir “qué maravilla, me gustó el maquillaje”, se puede adaptar a todo público.

CFyB: En el caso de Infección, la plaga se da por un virus. ¿Hubo algún tipo de investigación médica, de biología, o se remitieron a otras películas?

FP: Si. Es que el virus de la rabia en humanos ya lo había presentado en cine por ejemplo Danny Boyle con Exterminio y era un virus que se propagaba a partir de animales por una mutación fruto de un experimento, acá se trata de una variación de una droga, llamada krokodile, muy popular en Rusia, que combinada con el virus de la rabia hizo que se creara una macro mutación. En realidad el virus de la rabia en humanos hace todo lo contrario a lo que hace en un perro, o sea, te quita la energía, no tomas agua, te deshidratas y te mueres a los pocos días en una cama. Entonces llegamos a esta idea de persona irracional loca, llena de rabia, que lo que quería era morder y no podía coordinar las partes de su cuerpo; por eso caminan raro y se mueven tan raro. Nos enfocamos mucho en darle una explicación científica a esta propuesta nueva, tuvimos varios epidemólogos y especialistas en el virus de la rabia en Venezuela: gente super freak con el laboratorio lleno de murciélagos. Y es un virus bastante peligroso, de hecho si te muerde un murciélago capaz te mueres a los días. Entonces si, hubo bastante investigación científica y además bastante tratamiento actoral: para los zombies hicimos escuelas de zombies, de infectados, para que se movieran todos iguales, caminaran y reaccionaran iguales. El sonido sí, está trabajado en post producción, esas voces roncas son dobladas.

CFyB: Eso es algo que no logré dilucidar: ¿Toda la película es doblada?

FB: No, estimo que será un 50 y 50: hay muchas cosas que se reforzaron luego. La mayoría de las locaciones eran complicadas para grabar sonido, por ejemplo las carreteras, y no teníamos un gran presupuesto, entonces si, hubo mucho doblaje.

CFyB: Retomando lo que me decías de la clinica de actuación para zombies, me imagino algo re divertido. ¿Hubo referencias de alguna película en particular?

FP: Yo soy muy seguidor de The Walking Dead, estuve muy atento a cómo ellos le dedican tiempo a que los zombies se vena tan bien: una de las cosas más bonitas de la serie son los zombies que se ven increíbles. Entonces yo dije: voy a hacer esto mismo pero con mis infectados que son diferentes . Hice tres talleres de escuelas zombie, escuelas de infectados, con foco en lo actoral y en los movimientos corporales, y si, fue super divertido. Sobre todo porque la gente venía con la idea de caminar así (hace el gesto de zombie clásico, con los brazos extendidos) y no, acá tenian que correr. Me decían “pero los zombies no corren” y corrian como los de Guerra Mundial Z, o los de Resident Evil, pero les decíamos “no, esto es diferente”. Y empezabamos a hacer unos movimientos diferentes, que se ven muy bien en la peli.

CFyB: ¡Si! Por momentos incluso te cansás de ver correr al zombie

FP: Si, los extras siempre se quejaban que era demasiado cansancio: se quedaban sin voz asi que yo les decía que no se esfuercen mucho en eso porque sería grabado luego en postproducción.

CFyB: Y sobre lo que es el génesis, el origen de la película, a nivel personal ¿te surge primero la idea de hacer algo de zombies o la necesidad de hablar de la actualidad del país?

FB: Es que es imposible hablar de Venezuela sin nombrar la política. Yo quería hacer una película de zombies, al principio empezaba un poco a autocensurarme hasta que dije “No, ¿por qué voy a autocensurarme?” y empecé a decir bueno, graba esto aquí, y si esto se ve feo aquí porque hay basura bueno, está ahí. En algunas partes de Venezuela sobre todo lo que llamamos el interior, las cosas estaban muy desmejoradas, las carreteras estaban llenas de graffitis y de caras de Chavez: yo lo único que hice fue filmar las cosas como eran y todo el mundo piensa que hay una construcción de política en la película y no. Venezuela es así.

CFyB: Contabas antes sobre la postproducción de sonido, hay una escena en particular que me pareció muy lograda, que es cuando el protagonista llega a buscar al hijo, y es un momento meramente musical. ¿Cómo fue esa construcción? ¿Se armó primero la banda imagen y luego se musicalizó o fueron trabajando en paralelo?

FP: El montaje de cuando él llega a ese lugar fue planificado tal cual está pero la música la propuso el compositor, que es canadiense y me dijo “tengo una idea muy loca con esto, quiero hacer algo triste, distorsionado, desalentador, tal como el se siente” y le dije bueno, va. Me la mandó, me encantó, y ahí decidimos que quiten todos los demas sonidos y solo suban la música. Si era por mi me hubiese encantado subir mucho más la música de toda la peli porque a mi me encantan esos momentos musicales. Creo que quedó bastante bien ese trabajo, del compositor es su primer largo. Nos conocimos en la campaña de crowfunding, él me envió una propuesta, y lo bello de la música es que yo le insistía a músicos venezolanos que quería que fuera como un cuatro, que es el instrumento nacional, como un ukelele chiquitito de cuatro cuadras. Este instrumento es demasiado venezolano, cuando tu lo escuchas le da una autenticidad a lo que estás viendo. Intentaron muchos músicos hacer orquestas y demás, pero no quedó en la peli nada de eso. Porque al final de cuentas la historia se trata de un papá y su hijo, que además acaba de perder a su esposa, entonces está como en un contuínuo despecho y dolor. Vemos los llanos venezolanos, esa desolación y la música va en ese tono, se logró exactamente lo que necesitábamos.

CFyB: ¿Cómo está siendo la recepción de la pelicula?

FP: Hasta ahora estuvo en los dos festivales que más nos apoyaron en la culminación. Cuando terminé la peli me enteré de Blood Window y la envie, ellos la vieron pero estaba muy cruda. Javier lo que me dijo entonces fue que prepare diez minutos con el color y la musicalización final, que queden muy bien para que la gente vea la potencialidad. Consideraba entonces que estabamos en una deuda muy grande más que todo con Guadalajara y Blood Window en entregarles la peli terminada. Guadalajara ganamos el premio, Blood Window nos llevó a Cannes, al mercado. Dijimos de hacer el estreno mundial en Guadalajara, una experiencia excelente, a sala llena, con muchísima prensa. Obviamente la gente piensa que es un documental en contra de Maduro y cosas así, en los festivales que no son de género la gente se enfoca más hacia ese lado. Porque hay dos tipos de público, y en festivales como Blood Window la gente la ve más como la peli que es. Es buenisimo, por más que son dos ediciones de dos festivales distintos, estan ambos muy bien organizados y estamos logrando muy buenas críticas.

CFyB: ¿Crees que hay posibilidad de proyectarla en Venezuela?

FP: (risas). Bueno ahora estamos sacando el certificado de origen, cuando terminas una obra alla tienes que certificarla ante el gobierno. Por ahora está tardando un poquito más que lo normal, pero espero que nos lo den y la podamos distribuir. Es una pelicula en Venezuela, o sea, no sale nadie insultando a nadie, solamente se muestra Venezuela cómo es ahora, cómo es el regimen. La gente se ofende por todo, yo creo que tienen más problemas ahorita que si invaden zombies. Y quizas no pasa nada, quizás se distribuya. Ojala sea pronto porque la gente está muy ansiosa…es la primera y hemos construido desde el Kickstarter como una audiencia grande que nos viene siguiendo.

CFyB: Genial. Yéndonos un poco de la peli y sobre tu vida como realizador y consumidor de cine, entiendo que si llegas a hacer a hacer una peli de género es porque hay un interés previo, ¿cómo era durante tu infancia y adolescencia el acceso al cine a este tipo de películas en Venezuela?

FP: Si, alquilar en videoclub los VHS. Todo lo que era fantasía me encantaba, desde niño, las viejas tipo Hansel y Gretel, y para mi era loquísimo la ciencia ficción. El terror lo descubrí de grande y los zombies si, fueron un flechazo desde niño. La primera que vi fue El amanecer de los Muertos, el remake de Tom Savini. Ahi dije “wooo, qué es esto, estos zombies?”. Creo que la vi más de treinta veces en VHS, y era como algo demasiado lejano para mi. Por un lado pensaba, cuando empecé a hacer cine, que quería hacer un corto de zombies algun dia, y tenía una historia de gente atrapada en una azotea y los zombies abajo…pero eso nunca lo hice y lo que hice fue Infección.

CFyB: Entonces volviendo a Infección, ¿cómo fue el procceso de armar el equipo, siendo que es la primera pelicula de zombies venezolana? Asumo que es un proceso complicado.

FP: ¡Super! Super complicado porque primero en Venezuela está como estigmatizado el cine de género. En als escuelas de cine no se ve cine de género, los únicos temas que se ven son cine de autor, que está re bien, a mi me encanta, creo que mi cineasta favorito en el mundo es Tarkovski, porque no hay ninguno como él y amo todas sus películas, pero tambien me gusta el cine de género ¿Qué tiene de malo? Y era siempre un choque entre cineastas en Venezuela, con más experiencia que yo, que en realidad nadie tenía experiencia en cine de zombies, entonces fue como armar un circo. Incluso el 60 o 70 por ciento era gente que nada más tenía experiencia en cortometraje. Yo tenía un filtro muy grande que era directamente preguntar si les gustaban los zombies: cuando me respondian que no los soportaban o les parecían estupidísimos me servía porque dejé en el equipo un porcentaje de gente así, porque es muy neutral y el otro porcentaje como fan del género estaba muy emocionado por hacer una peli de este tipo. A excepción de un diez por ciento eramos toda gente que rondabamos los veinte años, recien egresados, con mucha emoción y expectativa.

CFYB: Aprovechando esta mención a que estaban recien egresados, cómo es en Venezuela el tema de la enseñanza de cine? Acá hay escuelas no solo en Capital y miles de talleres, por ejemplo.

FP: Eso es maravilloso. En Venezuela no, es casi todo lo contrario. Hay tres o cuatro escuelas de cine importantes en las universidades importantes del país, a las cuales accedes con buen promedio y tal. Por lo menos yo apliqué a la escuela de medios más importante del país y me rechazaron porque mi promedio era malísimo, yo era muy malo en la escuela. Entonces habia talleres pequeños y tal pero nadie con verdadera experiencia dando clases. No tenia muchas opciones, en provincia solo podía estudiar carreras afines como comunicación. Iba en cursos de verano a Estados Unidos a aprender sobre guión y cinematografía, y así es como me fui formando. Ahora viviendo en México me di cuenta que me hubiese encantado pasar esa etapa, de los 17 hasta los 25 formándome en Ciudad de México o Buenos Aires, porque es como tu dices, aquí hay demasiada oferta tambien, en manos de gente muy talentosa y preparada.

CFyB: Sí, acá además está el tema del autodidacta, que sin haber estudiado agarra la cámara y graba, y aprende grabando, Está buenisimo porque además hay muchos festivales y una producción enorme, y no solo en Buenos Aires, se está descentralizando.

FP: Eso es algo muy bueno, porque los paises no son solo la capital, entonces estamos nosotros, los que viviamos en provincia que también queríamos aprender. Ojalá podamos aplicar a más festivales en Argentina.

CFYB: Si, por favor. Y así para dar un cierre, si le tenés que decir a la gente que no se pierda infección, ¿qué le dirías?

FP: La gente debería verla porque en primer lugar nunca han visto una película así de Venezuela, filmada en Venezuela de esa manera, además de lo inédito es una película que es muy estresante que le va a gustar a quien guste del género, y los que disfrutan las películas de epidemias zombies les va a encantar esta propuesta nueva: siento que van a estar ahí unos 96 minutos estresados, que es la idea.

Por Ayi Turzi
Pueden leer más cosas de la autora en su web o seguirla en su Instagram

Para saber más de cine, series y cultura pop busca la CFyB en todos los puestos de diarios y comiquerias del país. Y si no la encontrás y querés tenerla chequea esta nota con toda la data para suscribirte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *