Godzilla 2: El Rey de los Monstruos, es un monstruo grande y spinoffea fuerte

Godzilla vuelve a defender su título de campeón mundial en reventar edificios en la secuela de Godzilla de 2014, que a su vez es la piedra basal de este nuevo universo de monstruos que Legendary (la productora en cuestión) ha denominado «Monsterverse» (sí, se mataron con el nombre). El otro ladrillo de este universo compartido es Kong: Isla Calavera que estrenó hace dos años.

La secuela está dirigida por Michael Dougherty, que tiene pocos papiros como director (Trick´r Treat y Krampus), pero es reconocido en su faceta como guionista (habiendo estado en X-Men 2, Superman Returns, o X-Men: Apocalipsis). Michael tiene la difícil tarea de levantar un peso pesado que fue la película original, con su enfoque desenfocado y su rimbonbante estructura donde desaparecía al toque Bryan Cranston. Además, la ya nombrada Kong con su desparpajo de aventura había dejado la vara alta.

Godzilla 2: El Rey de los Monstruos es sin dudas mejor que la primera, le da importancia al bicho del título, las peleas entre kaijus se entienden, y los personajes humanos son ridículos (como en tooooooodas las películas de monstruos), capaz su gran problema radica en forzar el crecimiento de este nuevo universo, olvidando un poco la película que están contando. Si hacemos un paralelo con el universo DC de las películas, Godzilla 1 sería Man of Steel (no se entiende que quisieron hacer, pero tenía cosas a explotar y sentó las bases de un nuevo universo), Kong sería Wonder Woman (divertida, fuera de la necesidad de armar un universo compartido, pero dejando entrever que hay algo mas), y Godzilla 2 sería Batman V Superman (el plan no tiene puto sentido, se gasta mucho tiempo abriendo las bases de las películas por venir, pero cuando llega la batalla de monstruos AGARRATE, porque es una fiesta total para los amantes del género).

Acá (como en Batman V Superman), Godzilla no es el único bicharraco. Acompañan Mothra (la reina de los monstruos, la polilla gigante), Ghidorah (el dragón de tres cabezas, DAENERYS TELEFONO) y Rodan (un pájaro de fuego que tiene mucha pinta de un pokemon legendario – ojo con compartir más universos-). Estos cuatro monstruos principales serán el entretenimiento principal de este WWE de bichos gigantes, claro que habrá algunos más dando vueltas pero sin protagonismo (sí, el mono gigante también).

¿La historia? Godzilla desapareció después de los hechos ocurridos en 2014 (película original) y Monarca, la corporación detrás de la caza de estos monstruos está diseñando una máquina con un sonar que puede calmar o volver locos a los monstruos. En el medio una familia que perdió a su hijo por culpa del rey Gojira y unos eco-terroristas que buscan terminar con la mitad de la población y dejar que los monstruos retomen el control de la Tierra (THANOS, TELEFONO).

Lo que sucede con los humanos carece de sentido y épica, Vera Farmiga (El ConjuroBates Motel) está desdibujadísima, Milli Bobby Brown (Eleven de Stranger Things) hace lo mismo que en la serie de Netflix, y Kyle Chandler (Super 8) nos quiere hacer creer que puede llegar a ser un héroe de acción. Una lástima haberle puesto tanto trabajo a los monstruos y poco a los humanos.

Las explicaciones monstruosas navegan entre el mito, la ciencia, la ciencia ficción y la religión, y parecen ser una carta para poder explicar en cada momento cada cosa que pasa. A veces, a buen entendedor…

Godzilla 2 es la película de monstruos que el Rey necesitaba (luego de varios intentos yanquis por adaptarlo) y puede tener un gran potencial si deja de querer vendernos un universo compartido y nos regocija con edificios estallando y gente a los gritos en las calles. Ahora, a esperar al 2020 por el encuentro entre el Godzilla y King Kong. Vayan haciendo sus apuestas.

Elian Aguilar
Cultura Geek&Pop
Para saber más de cine, series y cultura pop busca la CFyB en todos los puestos de diarios y comiquerias del país. Y si no la encontrás y querés tenerla chequea esta nota con toda la data para suscribirte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *