Hugh Jackman vuelve al musical con «El gran showman»

El gran showman (2017)

Título original: The Greatest Showman

Dirección: Michael Gracey

Historia y guion: Jenny Bicks y Bill Condon

Duración: 105 minutos

Género: Biografía, Musical, Drama y Comedia

Un vibrante ritmo, mensajes de superación y aceptación y actuaciones superlativas; pasen, vean y escuchen EL musical que cierra el año.

El argumento:

Hijo de un humilde sastre y enamorado de una encantadora niña de clase alta, el joven Phineas Taylor Barnum (Ellis Rubin/Hugh Jackman) jamás dejo de soñar. Sobrellevando las distancias sociales conformó una familia con su amada; aun así, al caer en el desempleo no bajó sus brazos y logró adquirir un museo que luego convertiría en teatro para montar el mayor espectáculo de fenómenos pionero en su tipo.

Qué encontrarán en el cine:

El repertorio musical impacta desde los títulos de apertura marcando la intensidad que acompañará a toda la historia. Las composiciones, precisas para cada momento con letras que no dejan de sonar luego de escucharlas, piden repeticiones constantes (de aquí saldrá la gran candidata a ganar premios sin dudas, recomendación escuchar todo el soundtrack).
Las actuaciones muestran a actores que no paran de consagrarse y nuevos talentos a seguir. Hugh Jackman vuelve a demostrar su versatilidad y peleará por merecidas estatuillas; Zack Efron nació para el musical (y en buena hora ha vuelto); Michelle Williams aporta lo justo (un poco desaprovechada); Zendaya pisa firme y demuestra cualidades para mayor protagonismo; Keala Settle y su voz dejan sin palabras. Mención especial para el resto de los actores y bailarines.
Las coreografías, acompañadas por movimientos prolijos de cámara, fluyen con gracia y estilo a la par de las canciones de cada secuencia.
La fotografía resalta el impecable trabajo de la dirección de arte (vestuarios, decorados, etc.) vislumbrando los azules en noches mágicas y dramas desaturados, al brillo e intensidad de colores vivos.
La dirección es acorde al estilo, con muchos movimientos de cámara y un trabajo meticuloso junto al montaje y gran cantidad de planos de todo tipo para que no nos perdamos ningún detalle.
El guión, estructurado para dar constantes pies a cada canción, escribe una historia simple con sus matices, diálogos acertados (en especial los cruces entre Barnum y el crítico Bennett) exponiendo situaciones de aceptación personal, diferencias sociales y raciales, la explotación laboral de Barnum y su ambición desmedida por ser aceptado y el mensaje de valorar lo que uno tiene.
Una película para disfrutar, cantar y sonreír inmersos en canciones pegadizas.

Qué aprendí con esta película:

  • ¡Quién te conoce Cirque Du Soleil!
  • Hugh no necesita las garras para demostrar que es un héroe todo terreno.
  • #UnAcademyParaElGranHugh
  • “¿Cómo es posible que un crítico de teatro no encuentre la dicha en un teatro? … ¿Ahora quién es el farsante?”
  • “¿Acaso esas sonrisas le parecen falsas?”
  • ¡Aguante la mujer barbuda!

Datos curiosos:

  • Esta es la opera prima del director Michaelo Gracey (quien se encuentra trabajando en un live action del anime Naruto).
  • Entre los trabajos de Bill Condon destaca el guión del galardonado musical Chicago de 2002.
  • Todas las canciones fueron escritas por Justin Paul and Benj Pasek, reconocidos por sus trabajos en La La Land: Una historia de Amor y Trolls, ambas de 2016.
  • La canción Never Enough que canta el personaje Jenny Lind (Rebecca Ferguson) es interpretada por la cantante Loren Allred (Ferguson aceptó el doblaje más allá de saber cantar ya que su personaje debía tener una gran voz). El resto están cantadas por sus respectivos actores.
  • Zendaya hizo todas sus escenas en el trapecio sin necesidad de dobles.
  • La película está basada en la vida de Phineas Taylor Barnum y su socio.
  • En enero de 2017 el Circo de los señores Barnum y Bailey anunció el cierre definitivo de sus puertas debido a las protestas por los derechos de los animales. El último show fue en mayo.
  • Es el quinto musical para Zack Efron; trilogía High School Musical (2006-2008) y Hairspray (2007).
  • Es el segundo musical para Hugh Jackman luego de Los Miserables de 2012 (la cual le valió una nominación a mejor actor en los Oscar).

por Gabriel Farisello

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *