Maestras del Engaño: La falsa inclusión

Maestras del Engaño: La falsa inclusión

Por Aldana Del Giudice

Sinopsis

Dos estafadoras muy opuestas, una chica de barrio y la otra de la high society, se cruzan por esas casualidades de la vida. Es así como Lonnie, interpretada por Rebel Wilson, acudirá a Josephine (Anne Hathaway) para mejorar sus skills en el arte del engaño.

Crítica

Al igual que A star is born (2018), Maestras del Engaño (The Hustle) es un remake de otras dos versiones anteriores. La primera se llamó Bedtime Story (1964) y tuvo como protagonistas a Marlon Brando y David Niven. La segunda, Dos pícaros sinvergüenzas (Dirty Rotten Scoundrels), fue estrenada en 1988 y contó con las actuaciones de Steve Martin y Michael Caine.

No es la primera vez que se hacen reversiones y se cambian a los personajes para darles un tinte girl power. Cazafantasmas fue una de las primeras en llevar a cabo esta costumbre en 2016, modificando la película de 1984. Melissa McCarthy, Kristen Wiig, Kate McKinnon, Leslie Jones y Chris Hemsworth integraron el filme. En 2018 también estrenó Ocean’s 8. El elenco estuvo, nada más y nada menos, compuesto por: Sandra Bullock, Cate Blanchett, Anne Hathaway, Mindy Kaling, Sarah Paulson, Rihanna, Awkwafina y Helena Bonham Carter. Recordemos que la cinta original es de 1960 y lleva el título de Ocean’s Eleven. Después, en 2001, salió la más popular y conservó el mismo nombre. George Clooney, Brad Pitt, Matt Damon, Andy García y Julia Roberts organizaron la gran estafa. Años siguientes tuvo sus secuelas: Ocean’s Twelve (2004) y Ocean’s Thirteen (2007).

Acá nos podríamos hacer dos preguntas: ¿Por qué Hollywood insiste con refritar las mismas historias una y otra vez? ¿no sería mejor crear tramas originales y sinceras a la hora de querer comunicar un mensaje específico?

Lo que suele pasar en la película es que se contradice en su propio discurso. Intenta brindar una mirada feminista y body positive, pero logra lo contrario. Hay diferencias a la hora de comparar lo que proyecta cada personaje. Anne es elegante y cumple con el estereotipo físico social. Rebel es gorda, entonces tiene que ser naturalmente graciosa y torpe. Si se hubieran invertido las personalidades o, mejor todavía, se hubieran escrito personajes menos estructurados en el cliché, tal vez habrían logrado un poco de su cometido.

Anne Hathavway interpreta a un personaje muy parecido al que hizo en Ocean’s 8. No hay nada nuevo que resaltar. Sin embargo, cabe mencionar que son las líneas que le tocaron unas de las culpables de que el mensaje que se quiere comunicar sea el contrario. Por su parte, Rebel Wilson es una comediante que no se logra aprovechar cuando le toca hacer de ‘la gordita graciosa’. Tiene toda la personalidad para romper con el estereotipo, pero la película está llevada para que no lo haga. Los pequeños y leves comentarios sobre su cuerpo eliminan cualquier intención de dar una enseñanza body positive. Sin embargo, es válido decir que ella es la protagonista de los momentos graciosos.

Respecto a la trama, sucede que se cambia el nudo de un momento para otro. No es tan preocupante porque no modifica el ritmo del todo, pero puede llegar a volverse predecible.

Maestras del Engaño es una película pochoclera, una comedia más. Es como para pasar el rato y tenerla de fondo. Si distrutás de este tipo de comedias no tan elaboradas y no te ponés a analizar todos los errores que se cometen a la hora de dar un mensaje, puede que te guste.

Para saber más de cine, series y cultura pop busca la CFyB en todos los puestos de diarios y comiquerias del país. Y si no la encontrás y querés tenerla chequea esta nota con toda la data para suscribirte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *