Marc Singer: El Señor de los Lagartos

Muchas veces, lo más importante para hacer que un personaje sea memorable es lograr una primera gran escena que lo presente. Una que quede en la memoria para siempre, que genere empatía automática y que, con la menor cantidad de palabras posible, nos diga todo sobre quién es, de dónde viene y qué motiva al personaje en cuestión. Algo así logró Kenneth Johnson, el creador de V: Invasión extraterrestre, con Mike Donovan.

 

En realidad, no tuvo solo una gran escena de presentación, sino que además protagonizó uno de los mayores plot twists de la TV de los ochenta: cuando, a través de la cámara, registra cómo los supuestos visitantes pacíficos revelan su verdadera naturaleza reptiloide y su seductora líder ingiere una rata viva.

El actor que encarnó a Donovan fue Marc Singer, quien recientemente vino a Argentina para participar de una nueva edición de Comic Con y habló largamente sobre su carrera. Vale aclarar un dato interesante: lo hizo en español. Es que su padre, el violinista polaco Jakob Singer, vivió una larga temporada en nuestra ciudad y dirigió la Orquesta Filarmónica de Buenos Aires.

 

CFyB: ¿Cómo fue el intercambio con los fanáticos argentinos de V?
Marc Singer: Siento mucha emoción. V es un programa que ha sido muy importante en mi vida y también en la historia de la televisión. Fue algo diferente a lo que había hasta ese momento. Es un honor para mí poder hablar con los fans, recibir su cariño tan sincero. Se nota lo importante que este programa ha sido para todos nosotros.

Un año antes de alcanzar la fama total con V, Marc Singer protagonizó otro éxito bien ochetoso, The Beastmaster o Invasión Junk, como se la conoció en estas latitudes. En realidad, la película no tuvo una gran repercusión de taquilla pero se convirtió en todo un ícono de época a partir de sus transmisiones en TV, tanto en Estados Unidos como en Argentina. Los creadores, Don Coscarello y Paul Pepperman, inicialmente quisieron adaptar una novela homónima de 1959. Sin embargo, se tomaron tantas libertades al momento de extrapolarla al cine, que el escritor Andre Norton pidió que borraran su nombre de los créditos.

En Invasión Junk, Singer no solo tuvo su primera gran oportunidad actoral, sino también la posibilidad de encontrarle el gusto a las escenas de acción y combate cuerpo a cuerpo. “La experiencia me permitió aprender mucho del modo en que se filman las películas de acción, comprender cómo se construyen las escenas desde el punto de vista técnico. Gracias a eso pude tener un rol muy activo durante el rodaje de V. Afortunadamente, Kenneth Johnson confió mucho en mí y escuchó mis opiniones y recomendaciones”, recuerda Singer.

 

Lagartos espaciales y nazis cósmicos

Cuando Johnson encaró la idea original para su serie, pensó en una adaptación de la novela It Can´t Happen Here de Sinclair Lewis, en la que se hacía una satírica reflexión acerca de si era posible el ascenso de un líder fascista que accediera democráticamente al gobierno de Estados Unidos a fuerza de instalar el miedo y la psicosis en la población. Las últimas elecciones presidenciales parecen responder a ese interrogante, pero por ese entonces, en 1935, se lo planteaba como una fantasía distópica. Cuando Johnson llevó su idea a la NBC, los líderes de la cadena la consideraron demasiado ‘culta’ y le pidieron al guionista que hiciera algo más del palo de Star Wars, la moda principal a principios de los 80.

Pero Johnson no se limitó a hacer un rip off de los que abundaban por esos tiempos. Sin abandonar su tono alegórico, la crítica social y el paralelismo con el ascenso del nazismo, ideó V, una miniserie de ciencia ficción que haría historia.

CFyB: ¿Qué aspectos de la serie recordás particularmente?
MS: V fue una experiencia total, es difícil separar momentos puntuales, cada día era algo fuera de lo común. Hay muchas emociones y recuerdos que me vienen a la mente ahora, tantos años después. Fue mi primera experiencia pudiendo dirigir escenas. Yo podía proponer ideas, señalar dónde colocar la cámara, en qué lugar podían ubicarse los actores. Tenía la experiencia previa en escenas de lucha, entonces Kenneth me escuchaba y tomaba en cuenta. Eso nos permitió tener una confianza mutua y yo pude proponer más cosas.

CFyB: ¿Cómo era la relación entre los miembros del elenco?
MS: Éramos un grupo muy grande, de muchas personas. Eso nos permitió crear lazos parecidos a los de una familia. No sólo entre los actores, sino también con el equipo técnico. Tuvimos una relación íntima, con largas charlas muy profundas y personales.

Así como V tuvo un paso muy exitoso con sus dos miniseries, la serie regular debió afrontar, en cambio, muchos obstáculos y una traumática cancelación que la dejó con un final abierto, abrupto. Para ese entonces Johnson ya estaba fuera del proyecto: se había retirado durante la segunda miniserie, The Final Battle, debido a conflictos con NBC. Para cuando la cadena encaró V: The series, las cosas ya venían más complicadas. A la falta de su creador y capitán se le sumaron algunos problemas y roces entre los actores y las constantes bajas capítulo tras capítulo que obligaba a que personajes importantes murieran de manera repentina. El tono de la serie también fue mutando hacia una suerte de Dallas con extraterrestres y tras 19 capítulos, llegó el final.

 

Los ángeles de Mike

Además de Donovan, el trío protagónico de V se completaba con Julie Parrish, la científica líder de la rebelión humana, y Diana, la estratega principal de la invasión de los lagartos. Ambas parecían mostrar dos caras de un liderazgo femenino no tan habitual en el género fantástico. Las actrices que las encarnaron, al igual que Singer, quedaron también marcadas por su paso por la serie.

CFyB: ¿Cómo fue tu experiencia trabajando con Jane Badler (Diana) y Faye Grant (Julie)?
MS: Muy diferente. Ellas son completamente distintas. Jane es muy buena, simpática, está algo loca y es encantadora. Cada momento con ella era como un sueño, un buen sueño. Faye es una profesional muy seria dentro del set. Es perfeccionista y le tengo mucho respeto a nivel profesional. Ella era amorosa pero de una forma diferente. Todo era trabajo. Hubo momentos en que no fuimos muy agradables el uno con el otro. En la última semana de rodaje yo le dije: “Ahora entiendo todo. Esto (nuestra dinámica) era un juego”. Ella me miró, sonrió y me dijo: “Sí”.

Vale recordar que, si bien The Final Battle termina con un apasionado beso entre Julie y Donovan, en la serie regular comienzan teniendo una relación de pareja bastante estable pero, con el correr de los capítulos, los personajes se van separando paulatinamente, sin que se den demasiadas explicaciones. Mucho se dijo acerca del (mal) vínculo entre los actores a medida que avanzaba el rodaje. Finalmente y a tantos años de la cancelación de la serie, parece que no quedan rencores.

¿Podría volver V? Fue una pregunta repetida en todas las charlas públicas que brindó Singer durante Argentina Comic Con. La respuesta del actor es más un sí que un no. Aunque, como todo en esta industria, no se puede afirmar nada hasta que haya un contrato firmado. Lo cierto es que hace mucho tiempo Johnson cranea una continuación, especialmente una que le haga justicia al nivel de las dos miniseries y deje un poco de lado la fallida serie.

En 2008 se publicó V: The Second Generation, una novela que recogía los esfuerzos de Johnson por revivir su saga. El libro planteaba una secuela alternativa a la miniserie original situada 20 años después de la llegada de los Visitantes. En 2009, ABC lanzó una remake que replanteaba todos los aspectos de la original. Más bien podríamos decir que era un reboot total en el que cambiaban los personajes principales y muchísimos aspectos de la historia. Johnson no estuvo involucrado, aunque Marc Singer y Jane Badler participaron en la segunda temporada. Durante ese año, Johnson volvió a decir que estaba preparando un regreso triunfal y fiel al original. Ahora en tierra argentina, Singer volvió sobre ese tema y aseguró que algo se está cocinando.

CFYB: ¿Se puede decir que habrá más V?
MS: Yo creo que sí. Me encantaría volver a hacer de Donovan, él es parte de mí. Ha sido una parte muy significativa de mi vida y mi carrera. Deseo volver a interpretarlo. Si está el dinero, claro (risas).

 

 por Malena Baños Pozzati

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *