Nac, Pop & Online: La rockola del diablo

En esta sección que procura ayudarte a ver que el mundo no termina en las grandes plataformas de streaming, Ayi Turzi te cuenta un poco de qué se trata La rockola del diablo, película independiente mendocina perpetrada por la gente de RAZ Producciones.

 

Un grupo de actrices porno se dirigen a una locación en medio de la nada en camioneta. Les ofrecieron un monto de dinero desorbitante por participar de una remke de El Satario, la primer película porno de la historia, supuestamente gestada en Argentina. Pero al llegar al lugar descubren, por un director que les habla por altoparlantes desde otra habitación, la verdad sobre el trabajo: al El Satario le faltan dos minutos, que retratan muertes reales de sus intérpretes, y esta remake haría foco en ello. Ahí es cuando las actrices descubren que deben huir como puedan o serán asesinadas de las formas más crueles.Lo más clásico de la propuesta es su narración. Las formas son de una libertad experimental admirable: los personajes fueron grabados en croma, en su mayoría por separado y todo está compuesto en post producción, rompiendo con muchas convenciones del cine clásico como escala entre los personajes, ejes y direcciones e incluso con la horizontalidad de los encuadres. Si buscan realismo o naturalismo formal no la vean: la película de hecho nos hace plantear si no es quizás una revolución de las formas lo que necesita el cine de género para renovarse, porque a pesar de algunas desprolijidades y artificiosidades logra un resultado fresco y por momentos sorprendente.

Nobleza obliga, no todo es color de rosas. Por momentos la mezcla final de sonido (sumada a las compresiones de las plataformas digitales) dificulta algunos diálogos, que quedan casi sepultados bajo la música. A pesar de esto, la película se disfruta de principio a fin. Si tienen ganas de ver algo formalmente distinto, en un código que mezcla elementos experimentales con la narrativa de un slasher clásico, no duden en verla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *