Noche de juegos: una comedia con todas las de ganar

Este jueves llega a las salas argentinas Noche de juegos (Game Night), una comedia con tintes de policial que logra entretener al espectador mediante chistes efectivos y hazañas al mejor estilo Liam Neeson. Max (Jason Bateman) y Annie (Rachel McAdams) son la pareja protagonista, un par de obsesivos por los juegos, ya sean el dígalo con mímica, el jenga, el pictionary o cualquiera en el que puedan competir y destrozar a sus oponentes, que suelen ser sus mejores amigos en las clásicas reuniones nocturnas.

La rutina recreativa cambia con la visita de Brooks (Kyle Chandler), el hermano de Max que siempre logró opacarlo hasta en temas de azar. Brooks es un importante empresario que quiere impresionar al grupo de amigos invitándolos a participar de un juego de misterio que involucra actores que se hacen pasar por criminales y agentes falsos del FBI, en donde uno de los participantes será secuestrado y los demás tendrán que resolver las pistas para ganar.

El juego comienza y dos hombres se llevan a Brooks, con métodos demasiado reales para tratarse de actores. Los seis participantes comienzan a jugar y se van dando cuenta de que el secuestro no fue llevado a cabo por la empresa de entretenimiento y que Brooks está metido en más problemas de los que aparenta. John Francis Daley y Jonathan Goldstein son los directores de esta película, que ya habían trabajado juntos en Vacaciones (Vacation, 2015) y en los guiones de Spider-Man: De regreso a casa (Spider-Man: Homecoming, 2017) y Quiero matar a mi jefe (Horrible Bosses, 2011), y fueron confirmados para dirigir Flashpoint, la película del Universo Extendido de DC que tendrá a Flash como protagonista.

Bateman y McAdams se mueven como peces en el agua en sus papeles y su carisma es un gran punto a favor de la película, pero el que sobresale en el elenco es Jesse Plemons (Breaking Bad, Fargo) que interpreta al inexpresivo policía que vive al lado de la pareja y quedó excluido de las noches de juegos tras su divorcio. Algunas caras conocidas como Danny Huston (Mujer Maravilla, American Horror Story), Michael C. Hall (Dexter) y Chelsea Peretti (Brooklyn Nine-Nine) hacen de las suyas y Daley también se pone delante de la cámara, no hay que olvidar que hace casi veinte años fue el pequeño Sam Weir en Freaks and Geeks.

Daley y Goldstein tomaron el guion de Mark Perez y crearon una comedia que sorprende con su ritmo ágil y sus giros argumentales, algo para celebrar en tiempos en los que las comedias escasean en cuanto a la creatividad. En vez de quedarse en sus casas enchufados a la PlayStation pueden salir a ver Noche de juegos, que sin ser una joya del género cumple lo que promete.

por Rocío Llano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *