Nubosidad variable con probabilidad de tiburones del 100%

Se estrena la quinta entrega de la saga de Sharknado, y mucha gente se pregunta ¿cómo? La franquicia que arrancó tímidamente allá por el 2013 como parte de la estrategia de rebranding del canal SyFy (específicamente la parte de hacer películas de monstruos emulando los clásicos bizarros del cine clase b tradicional) hoy es un fenómeno global, y Global Swarming nos lo refriega en la cara. 

Global Swarming es sin lugar a dudas un antes y después en la saga. Con más cameos, más referencias a otras películas (no vamos a adelantar nada, pero ya los créditos iniciales son un homenaje) y aún más ciencia ficción que Sharknado 4, Sharknado 5 es una aventura delirante y divertida en la que los protagonistas deben detener una catástrofe de escala global. Si bien la saga tiene muchos detractores, hay que entender qué estamos viendo. Anthony C Ferrante (su director) no busca ganar un Oscar a mejor película, ni arrasar en el festival de Cannes. Busca contar una historia divertida, bizarra y llena de tiburones. Y lo logra. Ideal para poner en una juntada con amigos y gritarle cosas a la pantalla.

Si te gustaron las anteriores, no podés perderte esta entrega. Si todavía no sabés de qué va el universo de Sharknado, te lo contamos acá. Si bien la primera película ya tiene más de 4 años, vamos a tratar de no dar ningún Spoiler para que aquellos que todavía no la vieron puedan corregir semejante error.

Vamos a necesitar una motosierra más grande

La primera película tenía una premisa simple: un tornado que pasaba por el océano levantaba tiburones y causaba estragos en Los Angeles. Simple, absurda, divertida. Con un presupuesto de 2 millones de dólares, la película seguía la historia de Fin (un sencillo juego de palabras, ya que Fin significa “aleta” en inglés), un ex surfista que tiene un bar en la playa y debe atravesar el temible Sharknado para poder rescatar a su ex mujer, April (interpretada por Tara Reid a quien quizás recuerden de las películas de American Pie) y sus hijos. La historia no es más que una excusa para ver tiburones volando por los aires y atacando gente, y una de las escenas más icónicas de la cultura pop actual: la motosierra contra el tiburón.

La película fue considerada un éxito, y como era de esperarse, SyFy lanzó al año siguiente Sharknado 2: La segunda. El título de la secuela sale de un concurso realizado por SyFy en el que los fans propusieron sus ideas para nombrar esta película. En este caso la película construye sobre los hechos de la primera. Fin y April viajan a Nueva York para promocionar su libro “Como sobrevivir a un Sharknado y otros desastres poco naturales”, cuando se desatan múltiples Sharknados. Como la mayoría de las secuelas, Sharknado 2 busca capitalizar sobre las cosas que hicieron grande a la primera, con más tiburones, más motosierras, más explosiones y mucha más adrenalina.

La tercera película en la saga es Sharknado 3: Oh Hell No!, y eso debe ser lo que muchos pensaron. En este caso Fin es invitado a la casa blanca para ser premiado por el presidente de los Estados Unidos por sus acciones durante los eventos de las dos primeras películas. Como es de esperarse, nuevos Sharknados emergen y Fin, una vez más, debe rescatar a su familia (en esta película Fin y April finalmente están casados de nuevo, y esperando un nuevo hijo). Como dato de color, el papel de Presidente de Estados Unidos para esta película fue ofrecido a Donald Trump, quien lo rechazo para luego presentarse como candidato en la vida real.

¡Aún hay más!

¿Se acuerdan del hype que tuvimos todos con el lanzamiento de la nueva Trilogía de Star Wars y The Force Awakens? Thunder Levin y Anthony Ferrante (guionista y director respectivamente) vieron la oportunidad y la tomaron con Sharknado 4: The 4th Awakens. Esta vez la acción nos va a llevar al espacio, y vamos a conocer un nuevo integrante de la familia de Fin: Su padre, interpretado por el único David “The Hoff” Hasselhoff.

Acá se pone difícil hablar de la película sin spoilear lo que pasó en las anteriores, por lo que vamos a ser bien vagos: robots, lasers, explosiones y un Sharknado Nuclear (sí, nuclear). ¿Hay que decir más?

 por Facundo Kaper

 

Si quieren leer más sobre la saga, aprovechen para buscar su Cine Fantástico y Bizarro número 2, en la que Victor Von Krueger habla del tema; la 12, en la que Leonardo Barone hace una gran nota al respecto; y el número 13, en la que Lisandro Liberatto hace una entrevista imperdible con David Michael Latt, creador de The Asylum, la productora detrás de Sharknado y otros delirios.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *