Plasma Críptida: Gore 100% independiente

Cualquiera que se llame a sí mismo aficionado al cine gore debería conocer a Brian Paulin, un director estadounidense con 18 años de carrera sobre sus espaldas que no se anda con boludeces. Nunca hizo un cortometraje, nunca filmó una historia simple. Arrancó con todo y nunca levantó el pie del acelerador. Cryptic Plasm (2015) es, hasta el momento, su obra más lograda.

 

La película arranca con varios planos mostrándonos la apacible vida en un pueblito de Massachussets, vida que se ve interrumpida súbitamente cuando una extraña materia viscosa similar al semen comienza a llover del cielo y a empapar a los habitantes, que desaparecen en ese mismo instante.

Años después, el neurótico criptozoólogo e investigador paranormal David Gates (Joe Olson) llega a un acuerdo con Richard Steven (Kevin Barbare), productor de una cadena de televisión local, para filmar una serie basada en sus investigaciones. Junto a su mejor amigo y fiel camarógrafo Brian (Brian Paulin), David se dirige al pueblo fantasma para lograr saber que ocurrió con todos sus pobladores.

Hay gente que lleva el cine de terror en la sangre. Citando al prestigiosísimo realizador gore nacional Germán Magariños, «Capaz hacés una película y sos un boludo, pero si hacés veinte ya sos un autor».

Brian Paulin dirigió siete títulos, arrancó en el año 2000 y no dejo de filmar hasta el día de hoy. Lo suyo es el gore y nos lo deja claro desde el primer plano de cada una de sus películas, todas y cada una de ellas orgías de sangre y tripas cien por ciento artesanales y otros fx hórridos manufacturados por su mismo director (Enemigo acérrimo de los efectos digitales, a duras penas vemos algo de animación en los créditos). Lo que hace a Paulin una rara avis dentro del panorama del terror de los bajos fondos es que además sabe escribir buenas historias, no se limita a mostrar 90 minutos de gore sin nada más que ofrecer (Como hacen ciertos directores franceses aclamados por la crítica). Y es que la historia, la ambientación, la música y sobre todo los efectos especiales de Cryptic Plasm son tan buenos que pueden suplir fácilmente el micro presupuesto del que sufre la cinta (posta la cinta, la película está filmada en MiniDv, el HD y las réflex son para la gilada). Con tres personajes, litros de sangre y una fotografía inexistente, Cryptic Plasm logra hacer lo que hasta ahora ninguno de los directores siomes que manejan presupuestos tan grandes como su propia ineptitud habían podido: una película interesante sobre investigaciones paranormales.

El estilo de Paulin es único, realmente no se puede encontrar nada parecido a su horror gore casero y excéntrico en el cine actual.  Es probable que este estilo tan personal también está anclado a la misma actitud  del director para con sus películas. Se desvive para filmarlas, siempre sin un mango e invirtiendo todo el tiempo y esfuerzo del mundo. Y una vez terminadas no las proyecta, no las manda a festivales, no las sube a Internet. Simplemente las edita en DVD, las pone a la venta través de su productora Morbid Vision films y comienza a filmar la siguiente.

Con excepciones, todos sabemos que el cine de terror mainstream actual es una cagada. Y como hay que ser un pelotudo para pagar trescientos pesos una entrada y al final ver siempre la misma cagada, desde Cine Fantástico y Bizarro siempre alentamos a los verdaderos fanáticos de terror a bucear en las pantanosas aguas de la web para encontrar novedades y joyas ocultas que, como Crypric Plasm, satisfagan nuestra necesidad de ver sangre y vísceras. Si usted no es demasiado cagón como para asustarse de los errores técnicos, el pésimo sonido y el ínfimo presupuesto de esta película, se va a encontrar con una verdadera gema del cine heredero de los más sangrientos realizadores italianos de los años setenta, hecha-en-casa con muchísimas ganas, amor, autogestión y todas esas cosas que nos encantan. En una escena hay un tipo que se fusiona con una pared. ¿Cómo puede ser mala una película donde un tipo se fusiona con una pared? Además hay un cura negro que hace un exorcismo.

Cryptic Plasm, como las demás obras de Paulin se puede descargar ilegamente en Wipfilms (Una de las páginas recomendadas por esta página) porque ya sabemos que no la vas a comprar. Yo tampoco lo hice.

Si todavía no estás convencido de verla, mirá lo que es este magnífico póster.

 

Desde el exilio,

Ernesto López

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *