Soy tu Karma: ¿lo peor del año?

Soy tu karma (2017)

Dirección: Who

Historia y guion: Gustavo Cornillón y Who

Duración: 80 minutos

Género: Comedia (Bizarra)

Fallos en todas las áreas técnicas, un elenco desperdiciado y un primer borrador de guión. Así se presenta la posible peor película argentina del año. Ni siquiera es tan mala que entretiene.

El argumento:

En el día de su compromiso, Darío (Willy Toledo) despierta junto a la desconocida Nuria (Ana María Orozco) en su cama. Sorprendido y ante la inminente llegada de su joven prometida Melisa (Leonora Balcarce) con sus suegros (Boy Olmi y Silvia Perez) tratará de resolver su situación, que se irá acomplejando a medida que más comensales inesperados se den cita en su hogar.

Qué encontrarán en el cine:

Una dirección con planos sencillos, sin variedad ni intenciones que acompañen al relato. Incomprensible uso de la ruptura de cuarta pared, que no solo genera rechazo, sino que su ausencia no afectaría en lo más mínimo al relato. Incluso hay problemas en la continuidad entre planos.
La fotografía es plana y con notorios planos sobreexpuestos. Intenta trabajar los colores pasteles, aun así no se logra percibir una dedicación profesional.
La banda sonora no coordina con lo sucedido en pantalla e incluso el descuido es tan grande en este filme que en una escena se escucha un “golpe involuntario” al abrazarse dos actores.
Del guion, cuyo su único valor es la premisa que intenta trasmitir y luego se pierde, es una serie de clichés, situaciones forzadas y diálogos sacados de comedias argentinas de los 80’s y sketches de Sofovich (con menos gracia).
Los personajes, vacíos en sus construcciones y absolutamente estereotipados, conllevan a actuaciones muy por debajo de la capacidad actoral del elenco. Sumados a los ya nombrados se encuentran Florencia Peña como una médium, Liz Solari como una monja con ataques sexuales (anti-eróticos), Ariel Nuñez como un pirómano que por lo visto tiene problemas psicomotrices, Gino Renni como el peor seguridad de country del mundo y, el papel más decente que luego decae, Luisa Kuliok como la vecina chusma con percepciones astrales.
Una película que se ve más como un primer borrador a mejorar que una verdadera ópera prima. Solo sirve para hacer publicidad de un country y nada más. Desesperante y decepcionante a más no poder.

Qué aprendí con esta película:

  • El Aviador vs El Samurai.
  • Sáquenle a Balcarce el micrófono de la garganta que se va a asfixiar.
  • ¿Es en serio?

Datos curiosos:

  • Es la primera película del director WHO, quien ha trabajado desde hace 10 años en el ámbito publicitario.
  • La idea surgió hace 8 años y luego se desarrolló a lo largo de este tiempo.
  • Es el primer guion en un largometraje a exhibirse del guionista Gustavo Cornillón.

por Gabriel Farisello

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *