Terror en 360º: pesadillas circenses

Hablamos con Yesica Duarte, directora de Cyber Circus.

 

Me pongo el casco. Y estoy atada. Delante de mí, personajes circenses con luz propia realizan un show de tortura con ataduras en soga. El ambiente es fluo y el ritual se transmite por streaming a usuarios on line. De repente, oscuridad y el ruido de una motosierra que se acerca. Pánico. Mi cabeza rueda debajo de la silla.
Así nos sumerge Yésica Duarte en una pesadilla en primera persona, donde no hay escapatoria. Donde todo es penumbra y un contraste notable de neón. Y donde los usuarios conectados piden sangre. Mi sangre.
Yésica es diseñadora de imagen y sonido. En 2015 fundó su propia productora (360 VE), donde comenzó a producir videos cortos experimentales, video clips de música y registros de música en vivo. Luego realizó colaboraciones en montaje y postproducción de videos 360° por un lado, y producciones propias por el otro. Entre ellas, está Break dance battle, que se presentó en el BAFICI 2017 dentro del Domo Trends INCAA.
Dueña de un estilo que busca impacto visual y “videoclipero”, como se autodenomina, hablamos con Yésica sobre su último corto y sobre la relación entre contenidos inmersivos y terror.

¿Cómo surgió Cyber Circus?
Es lo más narrativo que hice. Pero me interesa la estética en primer plano. Es una pesadilla en primera persona. Estás atado y ves que adelante tuyo hay una chica atada y no entendés que pasa. Hay personajes raros que te asustan. La idea era usar algo con el arte del Shibari, el bondage japonés. Pero no me interesaba la parte sexual o erótica sino darle otra estética.

El corto se destaca por su estética ¿Cómo la construiste?
Hace rato que quería experimentar con el fluo porque el espacio donde filmé es completamente negro. El decorado que utilicé es 3D. Filmé desde la no información. Todo tenía que estar iluminado con luz UV porque sino no se veía. Y en post producción le agregué una vuelta de rosca: estás en primera persona y además eso se está transmitiendo por streaming. Ahí ves que la gente vota y le agregué intervenciones desde la gráfica.

¿Por qué elegiste el terror?
De todas las experiencias narrativas inmersivas que vi, sólo me gustó una. Muchas historias inmersivas se podrían hacer en 2D. La narrativa tendría que llevarse a que se justifique el 360. Siento que no hay narrativas propias desde el guion que justifiquen el uso de este dispositivo. Por eso es la primera vez que lo hago narrativo y busqué usar el punto de vista para hacer sentir al espectador que está atado. Y en el futuro me gustaría mostrarlo en una instalación atando realmente al espectador y ponerle el casco. Busco el efecto en primera persona. El terror como género juega con el miedo y provee información dosificada. Este dispositivo es ideal porque podés jugar con los elementos y sus ubicaciones en el espacio.

 

por Carina Rodríguez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *