The editor: Que lindo es editar.

The editor (2014) es el proyecto de la productora canadiense Astron 6 fundada por Adam Brooks y Jeremy Gillespe en el 2007. Está productora se dedica a filmar excéntricas películas llenas de humor que demuestran su amor por el cine fantástico, como demuestra su primer largometraje Manborg (2011) un homenaje al cine de ciencia ficción de la década del ochenta y Father’s day, también del mismo año. Aunque su película más famosa es The void (2016) que, irónicamente, es el único trabajo que no fue producido por ellos y que no cuenta con ninguna participación delante de la cámara de sus habituales colegas (Matt Kennedy y Connor Sweeney) además de ser la más alejada del estilo cómico de este grupo.

Antes de The void, Astron 6 filmó esta película, cuyo camino dentro de festivales especializados en el género fantástico (pudo verse en su momento en El Buenos Aires rojo sangre) la convirtió hoy en día en un clásico de culto, una película a reivindicar.

La trama de The editor es simple: Estamos en la década del setenta y un asesino está matando a todos los que participan en la filmación de una película llamada Tarantola, exponente del subgénero giallo. El sospechoso es, como dice el título, el editor de la película, interpretado por el mismo Brooks, quien tiene una mano falsa.

Ya con la sola mención del giallo uno entiende de qué va el juego que proponen sus realizadores. Se trata de un homenaje y una parodia a la vez de este tipo de películas que tuvieron su éxito en la década del setenta en Italia. Pero los directores Brooks y Kennedy no se quedan solo con eso, ya que llevan el chiste y el homenaje más allá.

La película se puede disfrutar de dos maneras: Conociendo todas las referencias, ya que hay que ser casi un erudito del cine fantástico italiano, o sea hay que haberse visto literalmente las películas más emblemáticas para captarlas. O no conociendo nada y dejándose llevar por sus errores  evidentes que fueron hechos a propósitos muy conscientes, y también por su humor dado que sus protagonistas son grandes actores cómicos. Hay de todo para todos.

Hablando de referencias, los fans del terror fantástico italiano van a encontrarse de todo. Astron 6 no se cierra solo al cine giallo sino que hay homenajes The beyond (1981) Suspiria  (1977) y Bay of blood (1971) entre otras. Incluso se hace refencia a los pésimos doblajes que tenían muchas de estas películas, de hecho ninguna de las voces coincide con lo que dicen los personajes. También hay un abuso de los zooms típico de estas producciones y cuenta con incontables desnudos tanto femeninos como masculinos. Aunque hay que aclarar que en más de una ocasión uno se queda pensando en cómo consiguieron un vestuario similar al de algún personaje de esas películas que tanto homenajean. 

Por otro lado es una película con mucha sangre. Como ya se podía ver en su película más accesible The void, los efectos creados por Steven Kostanski demuestran que esta productora cree en el poder de lo artesano. En vez de caer en el abuso de los efectos digitales hay un exceso en mostrar hemoglobina, lo cual tiene su lógica si se piensa que muchas de esas viejas películas también lo hacían.

Pero si la idea de un homenaje al giallo no les atrae The editor es también una gran comedia. Los mejores momentos cómicos corren a cuenta del mismo Mathew Kennedy interpretando al inspector Porfiry, al cual se les escapan todas las pistas delante de sus ojos y que esta shockeado por la ceguera de su esposa. Aunque lo cierto es que todos los actores entienden el tono buscado y aportan tanto a sus personajes que la película termina ganando gracias a ellos.

No contentos con todo esto, The editor es todo un manifiesto del poder de la edición y toda la magia. Para no caer en spoilers el último acto de la película juega mucho con esta idea y la acercan a caminos más metafísicos y fantasiosos que puede llegar a chocar con lo anteriormente establecido.

Si vieron The void y les gusto, The editor les va a gustar. Se trata de otro tono pero la propuesta de este excéntrico grupo es igual de valiosa ya que tomaron un estilo de películas y lo amoldaron para volverlo suyo  a la vez que lo convirtieron en una fiesta.

por Santiago Gonzalez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *