Todo sobre cómics: Marvel excelsior VISIÓN

¿Basta con experimentar emociones para volverse humano? ¿Y para ser superhéroe? Javier Califano inaugura su sección: Todo sobre cómics, y nos adentra en este debate ético que recorre las páginas de Visión, cuya programación racional entiende que para hacer el bien, sólo hay que sentir más.

Autores: Tom King (guión), Gabriel Hernandez Walta (dibujos), Jordie Bellaire (colores).
Contiene The Vision #1-12 USA. Marvel Comics. Editado por OVNI PRESS.

En las páginas de Avengers #57 (1968), Roy Thomas y John Buscema presentaron por primera vez a The Vision, un humanoide o sintezoide, creado por Ultron para derrotar a Los Avengers. Pero el plan no resulta como el villano espera, y Visión se revela contra su creador. Durante décadas Visión se caracterizó por ser un personaje que a menudo resultaba más humano que otros héroes del universo narrativo de la Casa de las Ideas, siendo el tema principal de sus aventuras la lucha por demostrar su propia humanidad.
The Vision ama, odia, sufre y experimenta plenamente una gama completa de sentimientos humanos. En el pasado, junto con Wanda Maximoff (Scarlet Witch), había tratado de dar curso a una familia, pero para los dos Vengadores la historia terminó en tragedia y The Vision continuó su investigación/cruzada para poder humanizarse a sí mismo. Aunque tratando de reconstruir su existencia, al hacerlo tuvo que sacrificar sus emociones.
El tomo actual presentado por Ovni Press narra como The Vision creó (literalmente) una nueva unidad familiar: Virginia, una esposa y a los gemelos Vin y Viv, y decidió mudarse a 616 Hickory Branch Lane, un típico suburbio de Estados Unidos.
¿Cómo se relacionarán estos organismos artificiales con el resto de la humanidad? Este será el nuevo objetivo del personaje, que tomo un nuevo empleo lejos de la acción en las filas de los Avengers, en la búsqueda de forjar nuevas relaciones y un nuevo hogar. He aquí la premisa crucial de toda la serie elaborada de manera magistral por Tom King, uno de los guionistas más rutilantes del panorama actual del comic mainstream, acompañado por los espléndidos dibujos de Gabriel Hernández Walta.
Tom King aborda concienzudamente en este relato temas como el miedo a lo que es diferente, la dificultad de integrarse en un entorno ya constituido y los problemas que se experimentan dentro de una familia. En definitiva, Tom King ofrece un revés de la trama respecto de la vida privada de un héroe.


Todo lo relativo al lenguaje, destaca en esta serie donde los progenitores de la familia Vision, se expresan desde un vocabulario muy formal, mientras que los dos hijos sintezoides, evidencian interesantes disquisiciones lingüísticas sobre el significado de las palabras. La semántica será la punta de ovillo de un hilo conductor que deriva problemáticas de índole filosóficas, más precisamente ontológicas.
El rasgo minimalista en el arte de Gabriel Hernandez Walta, traduce de maravilla el guión de King, retratando en viñetas escenas de la cotidiana vida burguesa de los Visions, atravesada por repentinas e inesperadas explosiones de violencia, locura e imprevisibilidad. Walta destaca formidablemente desde un trabajo admirable sobre las apenas perceptibles expresiones de la familia de sintezoides, en el contante dilema por intentar emular la naturaleza humana.
Mediante los diálogos de Visión con su esposa e hijos, Tom King abre el juego a una retórica filosófica sobre las ilusiones, falta de lógica e incertidumbres, porque el otrora superhéroe considera que se esconde la esencia misma de la humanidad, en un arriesgado el punto de vista e hipótesis planteada por el padre de sintética familia.
Mientras Que Roy Thomas y John Buscema en Avengers # 57/58 dieron lugar al dilema de las emoción en The Visión, con la historia “Incluso un androide puede llorar”, Tom King y Hernandez Walta empujaran a The Vision hacia una espiral descendente que refiere a verdades negadas y silenciadas, verdades que resultan esqueletos escondidos que pronto resurgirán poniendo en riesgo un frágil equilibrio.


Tom King avanza en un guion de máxima tensión, examinando las rajaduras de un contexto familiar como fachada de un modelo de perfección pulido para la exposición, donde sus integrantes serán presionados y deformados por temores y ansiedades de una amarga realidad.

Para saber más de cine, series y cultura pop busca la cfyb en todos los puestos de diarios y comiquerias del país.
Y si no la encontrás y querés tenerla chequea está nota con toda la data para suscribirte
Mas INFO para suscribirte! 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *