Tom Cruise traiciona a los gringos y se va con Escobar en «Barry Seal: Sólo en América»

Barry Seal: Sólo en América (2017)

Título original: American Made

Dirección: Doug Liman

Historia y guion: Gary Spinelli

Duración: 115 minutos

Género: Acción, Biografía

Un personaje a la medida de su actor, un relato fluido con música bien seleccionada, y la más que interesante vida de un hombre que voló más alto y de la manera más intrépida de lo que se puedan imaginar, son las turbinas de la joya inesperada del año.

El argumento:

Barry Seal (Tom Cruise) fue un piloto de la TWA que la CIA reclutó en 1978 para tomar fotografías de los principales carteles de droga en Sudamérica. Tras llamar la atención de traficantes poderosos (entre ellos Pablo Escobar y Jorge Ochoa), estos hicieron un trato con él y así se fue convirtiendo en uno de los grandes transportistas de droga de aquella época.

Qué encontrarán en el cine:

La estética se impone desde el primer instante (al ver los logos de las productoras transformarse en sus versiones antiguas). Allí la dirección de arte muestra su calidad en el detalle de los elementos que rodean la época (vestuario, autos, aviones, decorados, etc.).
La banda sonora (Christophe Beck) destaca con elecciones acertadas para cada momento (recomendación escuchar el soudtrack).
La fotografía (César Charlone) se lleva sus mejores momentos en las puestas dramáticas y los planos abiertos con atardeceres que tiñen de anaranjado aviones y paisajes.
El nivel actoral cumple en gran forma, con un Cruise en el terreno que mejor le queda (hacer de tipo canchero) y secundado por un Domhnall Gleeson (el hermano mayor del colorado de Harry Potter) de buenos y breves aportes.
La dirección acierta en el uso de cámara en mano a modo de pseudo-documental, sumado a un montaje y edición dinámicos que combinan con precisión imágenes de archivo.
El guion fluye de manera sólida y con ritmo, sin decaer ni presentar huecos argumentales (haciendo que el humor surja de manera esporádica y situacional).
La trama nos cuenta claramente la historia principal y todo lo que la rodea, deteniéndose y haciendo foco en los momentos justos (la auto-crítica enfrentada al patriotismo extremo por un lado y los intereses de los traficantes por el otro).
Una película concisa, directa y que posee todos los elementos para entretener. Amantes de la aviación disfrutarán el doble.
Qué aprendí con esta película:

  • El verdadero sueño americano.
  • Solo le faltó cantar en medias y calzoncillos.
  • El Gringo que siempre cumple.

Datos curiosos:

  • El director Doug Liman es conocido por sus trabajos en Identidad Desconocida (The Bourne Identity, 2002), Sr. y Sra. Smith (Mr. & Mrs. Smith, 2005), Jumper (2008) y Al filo del mañana (Edge of Tomorrow, 2014), también protagonizada por Cruise.
  • El guion fue puesto en 2014 en una lista negra de guiones menos queridos para ser producidos.
  • El pequeño pueblo de Ball Ground (Georgia) fue transformado para recrear el pueblo de Mena (Arkansas) para la película.
  • Mauricio Mejía (quien interpreta a Pablo Escobar) ha aparecido en dos temporadas de la serie Narcos e interpretó al narcotraficante en sus inicios en la serie Escobar, el patrón del mal.

por Gabriel Farisello

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *