El mauritano: Basado en la cruda realidad

Las películas basadas en bestsellers que tratan sobre casos reales y polémicos son parte de un subgénero vigente. Casi siempre se tratan de dramas, protagonizados por puñado de nombres famosos que entregan actuaciones convincentes que nos recuerdan porque son tan buenos. Dentro de este subgénero hay muchas películas mediocres, y muchas otras que si se vuelven a se encuentra uno con obras mas que rescatables que muestran que están narradas de manera clásica sin necesidad de ser vistoso. Películas que creen en una puesta en escena simple, contundente y por supuesto cinematográfica, lejos de la televisión, lugar ideal en el que han ácido la mayoría de estas propuestas.

Santiago González fue interrogado al respecto y esto nos contó

The mauritanian es un claro ejemplo de este segundo grupo. La historia sigue la vida de un prisionero en Guantánamo que luego de estar diez años injustamente encerrado decide pedirle ayuda a una abogada para poder ser libre. La película está basada en El diario de Guantánamo (2015) de Mohamedou Ould Slahi, quien detallo como fue su vida en aquella prisión además de exponer como fue el proceso legal para salir de aquel lugar.

La película está dirigida por Kevin Macdonald que tiene en su haber muchos documentales como One day in September (1999) que le valió el Oscar, además de varias películas de ficción como The last King of Scotland (2006) y State of play (2009). Se trata de un realizador que se siente cómodo con este tipo de propuestas y así lo demuestra, ya que además de la fluidez con la que maneja la trama se nota que le interesa la historia y todos los componentes que participan.

La principal atracción de The mauritanian es la vuelta a la pantalla grande de Jodie Foster que, más allá de estar irreconocible, entrega otra actuación convincente de una mujer que lucha por una causa noble. Foster es una de esas actrices de las que es imposible no simpatizar y ella lo sabe y usa eso a su favor. No es que los demás estén mal, pero incluso un actor que siempre da todo de si como Benedict Cumberbatch queda desdibujado ante la potencia de Foster. La película se vuelve más interesante cuando ella entra en escena y vemos a los actores interactuar con su personaje.

The mauritarian es un thriller político que se ve con gusto, que ofrece todo lo que este tipo de proyectos tiene para dar. Sirve extraoficialmente para que pensemos el lugar de Jodie Foster en el cine y que aplaudamos cada vez que vuelve al cine. Mas allá de eso, la película no merece un destino similar a la muchas otras que aparecen en la televisión los domingos a la tarde. The mauritarian es una película para ver en cines.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *