VOLVER A LOS CINES

por Diego M. Bravo

Gracias a nuestra querida revista, pudimos presenciar la Avant premier de Tenet (2020) de Christopher Nolan, siendo en forma personal que hacía más de un año que no concurría a una sala.

A pesar de la emoción que a uno puede embargarle este momento tan importante como espectador y humilde escriba dando su opinión sobre las pelis que puede ver, hay que tener en cuenta las circunstancias imperantes. Esta pandemia que nos envuelve a todos continua y puede ser una preocupación naturalmente lógica, juntarse en un lugar cerrado con quinientos desconocidos.

Para evitar cualquier tipo de inconvenientes, el personal de Showcase en su sala Imax, del complejo Norcenter, nos ofreció un protocolo altamente confiable para resguardarse en estos tiempos que vivimos. Desde alcohol en gel, distanciamiento social en las butacas. Un espectador cada cuatro asientos. A su vez, la empleada de entrada no tocaba la entrada, escaneaba el código QR que poseía. Uno como espectador y atento a las circunstancias, se siente seguro y tranquilo de que todos estos cuidados, definidos dentro de un protocolo que brinda, en partes iguales, seguridad y comodidad para el espectador.  En definitiva, la experiencia de volver a los cines, se vuelve absolutamente placentera y segura. La recomendamos y la sugerimos con ganas, vale la pena.

TENET: Yo estoy al derecho, dado vueltas estas vos

El sueño del talentoso y versátil Christopher Nolan de dirigir un film de James Bond con su estilo personal y único. Y de hecho lo logra, a su manera.

Nolan nos demostró que puede hacer una obra artística superlativa de un film de super héroes, como nos lo demostró con Batman, el Caballero de la Noche (The Dark Knight, 2008) y logrando un film absolutamente personal y de una calidad superlativa.

Ahora se entiende la insistencia del citado director, de estrenar en salas cinematográficas este film. Tenet es cine en estado puro. Desde la música que acompaña la trama del novato Ludwig Goransson y nos sumerge hipnóticamente en ella. La misma composición del cuadro cinematográfico de la trama y la narración exige su exhibición en las pantallas de los cines. Nolan es uno de los pocos, que sabe combinar a la perfección la calidad artística del film consensuado en forma eficaz con el entretenimiento propiamente dicho. En este caso la trama exige al espectador una atención inusitada (bienvenida que es) y un par de visionados ayudar a comprender los vericuetos del manejo del tiempo, que se dan durante la trama.

El espectáculo que ofrece el film es francamente apabullante en todo sentido. Las grandilocuentes escenas que posee dan cuenta de ello. Desde el avión (real) que se estrella contra el hangar, hasta la persecución de autos en la carretera hasta la escena inicial en la Ópera. Nolan deslumbra al espectador y lo entretiene. Esta vez esa trama le exige más y si no se le presta la atención suficiente hasta puede aparecer confusa y medio rebuscada, pero Nolan la cuenta de una forma sublime. Para lograr esto, también cuenta con unos actores increíbles, que se entregan con pasión a darle vida a estos personajes.

Elizabeth Debicki, Robert Pattinson, Kenneth Branagh, el habitual Michael Caine y un sólido John David Washington (hijo del oscarizado y notable Denzel) como el protagonista (así se llama su personaje), bancándose perfectamente ese rol, demostrando que el talentoso se hereda.

Volver a los cines, para ver Tenet en la sala del Imax, una experiencia única y totalmente disfrutable de principio a fin.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *